jueves 30 de mayo de 2024 20:20:45

COMENZÓ EL PARO NACIONAL DE SANIDAD POR LA RECOMPOSICIÓN DE SALARIOS Y QUEDARON PARALIZADOS LOS HOSPITALES, CENTROS DE SALUD, LABORATORIOS Y GERIÁTRICOS

El equipo de Javier Milei recibe otro golpe a la economía con el cese de tareas de trabajadores de salud

En una contundente muestra de descontento, la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA), liderada por Héctor Daer, ha declarado un paro nacional que ha dejado paralizados todos los hospitales, centros de salud, laboratorios, geriátricos y centros para personas con discapacidad en Argentina. La medida de fuerza se lleva a cabo en busca de un aumento salarial que compense la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores frente al constante incremento de la inflación y también un llamado de atención al Gobierno de Javier Milei.

Héctor Daer, también cosecretario general de la CGT, destacó la «intransigencia de las cámaras empresariales» del sector como la principal motivación para la huelga, que se extiende por 24 horas. En medio de las negociaciones paritarias, el sindicato ha expresado su firmeza en la búsqueda de una «recomposición salarial» para los trabajadores de la sanidad. Utilizando el hashtag #sinsalarionohaysalud, Daer subrayó la importancia de reconocer el valor del personal de la sanidad y la necesidad de ajustes salariales acordes a la realidad económica actual.

Durante el paro, la única atención médica activa son las guardias para urgencias médicas, afectando la atención programada y la prestación regular de servicios de salud en todo el país. FATSA emitió un comunicado señalando que la falta de actualización salarial para el año 2023 y los índices de inflación registrados en enero han afectado significativamente el poder de compra de los salarios en la industria de la sanidad.

«Reconocemos la crisis de financiamiento que atraviesa el sector, pero no estamos dispuestos a seguir tolerando que los empresarios se financien a expensas de los bajos salarios de los trabajadores», expresó FATSA en su comunicado, destacando la importancia de equilibrar la sostenibilidad financiera del sector con el bienestar y reconocimiento adecuado de los profesionales de la salud.

La decisión de llevar a cabo esta huelga nacional ha generado un intenso debate sobre las condiciones laborales y la distribución equitativa de los recursos en el sistema de salud argentino. Mientras tanto, el gobierno y las cámaras empresariales buscan encontrar un punto de encuentro para resolver la situación y poner fin al paro, asegurando que se aborden las demandas de los trabajadores de la sanidad de manera justa y equitativa, salvaguardando al mismo tiempo la estabilidad financiera del sector.

El otro paro nacional que deberá enfrentar Milei
En un contexto de agitación laboral, se suma la noticia de un próximo paro nacional de docentes a nivel país, programado para el próximo lunes. Al menos 15 sindicatos docentes de distintas provincias ya han anunciado su adhesión a la medida de fuerza con el objetivo principal de conseguir los aumentos salariales necesarios para recuperar lo perdido en los últimos 3 meses y negociar nuevos aumentos.

Por otro lado, los sindicatos de docentes a nivel nacional han instado con urgencia al Gobierno a que realice el envío inmediato del Fondo del Incentivo Docente (FONID) a las provincias. Según información proporcionada por la consultora Politkon Chaco, el gasto acumulado para el FONID en enero ascendió a $46.855 millones; no obstante, la administración ejecutiva solo transfirió a los gobernadores menos del 1% de ese monto asignado