viernes 1 de marzo de 2024 08:51:08

MANIFESTANTES CORTARON EL TRÁNSITO FRENTE AL CONGRESO Y HUBO INCIDENTES CON PREFECTURA Y POLICÍA

El piquetero Eduardo Belliboni era uno de los protagonistas del corte, pues hasta llideró una «sentada» en medio de la calle.

En medio del debate de la Ley ‘Bases’ en la Cámara de Diputados, se registraron incidentes entre manifestantes y la Policía Federal (PFA) y la Gendarmería Nacional frente al Congreso de la Nación. Militantes y dirigentes de organizaciones sociales, entre otros ámbitos, en contra de la iniciativa del gobierno de Javier Milei, quebraron el protocolo antipiquete establecido por el Ministerio de Seguridad y la tensión escaló en las inmediaciones del Parlamento.

En efecto, la Gendarmería y los manifestantes vivieron momentos de tensión cuando las fuerzas de seguridad intentaron hacer cumplir el protocolo antipiquetes. Es que, alrededor de las 17 horas, militantes del Partido Obrero, el PTS, el MST y el Frente de Izquierda empezaron a bajar de la Plaza del Congreso para ocupar algunos carriles de las avenidas Entre Ríos y Rivadavia, consignó NA.

En respuesta, sectores de infantería de la PFA y Gendarmería formaron una fila para impedir que se cortara el tránsito, que estuvo detenido unos minutos mientras las fuerzas de seguridad avanzaban sobre las agrupaciones sociales que protestaban. Cerca de las 18.00 se logró liberar un carril de la avenida Rivadavia, pero luego el tránsito volvió a interrumpirse. Acto seguido, la Policía arrojó gas pimienta sobre los manifestantes, lo que incrementó la tensión en el lugar.

Dentro del grupo de personas que protestaban se encontraba la legisladora del Frente de Izquierda, Celeste Fierro, y el líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien lideró una sentada en las inmediaciones del Parlamento. Más tarde, arribó al lugar una columna de Prefectura Naval Argentina equipados con escudos y cascos, lo que aumentó el nerviosismo entre las fuerzas del orden y los manifestantes.

La concentración en el Congreso comenzó en horas del mediodía y está anunciada una posterior “vigilia de necesidad y urgencia” en rechazo a la Ley ‘Bases’. El Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich había ultimado detalles para la activación del protocolo antipiquetes y el despliegue de un megaoperativo de seguridad para intentar mantener el control de la movilización convocada por la izquierda.

Decenas de efectivos de las distintas fuerzas de seguridad permanecen apostados en las inmediaciones del Congreso para evitar desmadres en la protesta. Carros hidrantes, numerosos agentes de la Gendarmería y la PFA rodeaban el perímetro que contempla los accesos al Congreso en lo que configura un megaoperativo, delimitado por vallas que separan a los manifestantes del Parlamento.