viernes 1 de marzo de 2024 09:14:33

INTERNACIONAL: DONALD TRUMP DIÓ OTRO PASO HACIA SU TERCERA CANDIDATURA PRESIDENCIAL EN ESTADOS UNIDOS

Haley, de 52 años, había quedado tercera en las primarias de Iowa, por detrás del gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien se bajó el domingo pasado de la carrera y brindó su apoyo a Trump

El expresidente estadounidense Donald Trump logró este martes una nueva victoria en la interna presidencial del Partido Republicano en el estado de New Hampshire. El triunfo le allana el camino para ser otra vez candidato a la Casa Blanca y volver a enfrentar a Joe Biden en las elecciones generales de noviembre próximo si, como todo parece indicar, el actual presidente va por su reelección encabezando la fórmula demócrata.

Trump llegó a la primaria de New Hampshire, en el noreste de Estados Unidos, luego de haber ganado la semana pasada el caucus del estado de Iowa, la primera cita del calendario de internas republicanas, para disputar un mano a mano con la única rival que sigue en carrera, la exgobernadora de Carolina del Sur y exembajadora ante la ONU, Nikki Haley. “Ahora quedan dos personas, y creo que una se irá probablemente mañana (por el martes)”, vaticinó Trump, de 77 años, en alusión a Haley durante un acto en New Hampshire el lunes.

Haley había apostado fuerte a lo largo de su campaña en ese estado, pero el esfuerzo no le alcanzó para dar el batacazo y seguir en carrera en otra posición de fortaleza.

Hasta ahora, todos los candidatos que obtuvieron la nominación presidencial republicana lo hicieron luego de ganar las internas de los dos primeros estados en los que se vota históricamente, Iowa y New Hampshire.

Abrir ajustes de privacidad de anunciosEsta página web almacena cookies en su ordenador. Las cookies se usan para recopilar información sobre su forma de interactuar con esta web y nos permite acordarnos de usted. Usamos esta información para mejorar y personalizar su experiencia de navegación y para los análisis y mediciones de los visitantes tanto en la web como en otros medios de comunicación. Para saber más sobre las cookies que usamos, consulte nuestra Política de Privacidad.

Haley, de 52 años, había quedado tercera en las primarias de Iowa, por detrás del gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien se bajó el domingo pasado de la carrera y brindó su apoyo a Trump.

A pesar de enfrentar varios juicios civiles y cuatro causas penales, incluido uno por presuntamente haber intentado alterar los resultados de las elecciones de 2020, que ganó Biden, Trump llegó a New Hampshire encabezando por varios cuerpos todas las encuestas frente a Haley, según publicó el diario The Washington Post en la previa de los comicios partidarios.

Trump viajó desde Nueva York, donde debía comparecer en un juicio por difamación -que fue aplazado por un posible caso de coronavirus de un miembro del jurado-, a New Hampshire, donde participó de un mitin.

“DERROTAR AL CANALLA”
Con el triunfo debajo del brazo, el magnate prometió a sus seguidores “derrotar al canalla de Joe Biden y hacer que Estados Unidos sea grande otra vez”, compromiso que sus partidarios celebraron con un aplauso cerrado.

Antes de que arrancara la pulseada electoral, los exprecandidatos presidenciales republicanos Vivek Ramaswamy, Doug Burgum y Tim Scott habían subido al estrado de la asamblea para pedir el voto para Trump en las primarias y en las elecciones generales del 5 de noviembre

Durante su campaña, Trump dedicó ácidos ataques contra la que fuera su embajadora ante la ONU, calificándola de “no suficientemente inteligente” y de “globalista”.

Haley también arremetió contra Trump, al poner en entredicho su capacidad mental por haberla confundido con la veterana dirigente demócrata Nancy Pelosi.

“Sencillamente, no está al mismo nivel que en 2016. Creo que estamos viendo algo de ese declive. Pero más que eso, lo que diré se centra en el hecho de que, sin importar de qué se trate, el caos lo persigue”, dijo a la cadena CBS en una entrevista.

NO LE ALCANZÓ
Haley buscó apoyo en la alta proporción de independientes de New Hampshire -a quienes se les permite votar en las primarias de ambos partidos y normalmente optan por candidatos más moderados- para oponer lo que algunos analistas consideraron su “última resistencia”, pero el esfuerzo se presentó cuesta arriba y finalmente no logró cosechar un porcentaje de votos mayor que su rival.

New Hampshire asigna sólo 22 de los 2.429 delegados que designarán oficialmente al candidato republicano en la Convención Nacional del partido en Milwaukee, estado de Wisconsin, en julio, pero es un indicador fiable a nivel nacional y se considera que marca la pauta para las siguientes primarias.

Nikki Haley. (AP)
La votación del llamado “Supermartes” del 5 de marzo, con 874 delegados en juego en primarias y caucus en numerosos estados, puede hacer que uno de los dos candidatos en carrera alcance las tres cuartas partes del total requerido para la nominación.

La campaña de Trump apuesta a estar en condiciones de liquidar la carrera una semana después y que finalice en abril, es decir, casi con certeza antes de que comiencen los juicios penales al magnate republicano.

DEMÓCRATAS TAMBIÉN
Los demócratas también celebraron este martes sus propias primarias en New Hampshire.

En esas elecciones el actual presidente Joe Biden se imponía anoche por una considerable cantidad de votos sobre los otros dos rivales partidarios: Dean Phillips y Marianne Williamson.