martes 5 de marzo de 2024 11:06:24

ASÍ ES EL BLINDAJE QUE DISPUSO EL GOBIERNO PARA EL LUNES

Los bancos inundaron los tesoros con billetes y el Central aumentó la frecuencia de importación de billetes de última generación; el sistema financiero no espera un sobresalto postelectoral, pero se preparó para una sorpresa

El “operativo contención” para el próximo lunes ya está en marcha. Se sostiene en dos datos: en la política se describe que esta es la elección con mayor nivel de incertidumbre en los últimos 40 años. Además, aunque nadie lo espera, todos saben que los cisnes negros existen. La foto más reciente de ese animal está bien tallada en la memoria colectiva reciente: las PASO de 2019.

Nadie quiere una efervescencia que remita a 2001, menos aún en la puerta de los bancos. Por eso, el Gobierno, el Banco Central (BCRA) y las entidades financieras ya tomaron recaudos para el día después de las elecciones.

Los camiones de caudales que llegaron al Banco Central desde el aeropuerto de Ezeiza el viernes aumentarán la disponibilidad de billetes a partir de mañana.
Los camiones de caudales que llegaron al Banco Central desde el aeropuerto de Ezeiza el viernes aumentarán la disponibilidad de billetes a partir de mañana.LA NACION

Sucede que los bancos renovaron y aumentaron el suministro a sus tesoros. Todos sostienen que el sistema está bien, pero no sólo alcanza con ser. También hay que parecer.

Los bancos privados importaron dólares, como lo hizo el BCRA, y llenaron las tesorerías por si se aceleran el lunes los retiros de depósitos. Mucho dependerá no sólo de los resultados de las primarias, sino también de las palabras de los candidatos mejor posicionados para las generales cuando los resultados marquen una tendencia.

En las bóvedas hay liquidez por un total del 60% de los depósitos totales en divisas, además de muchos pesos disponibles.

Antes de conocerse los resultados de las PASO, cerca de Sergio Massa contaron a LA NACION que seguirá al frente del Palacio de Hacienda. El viernes que ganó la nominación, dijo que se mantendría hasta las internas y en los últimos días entre las empresas comenzaron a surgir preguntas sobre si alguien de su equipo (Guillermo Michel o Marco Lavagna) lo reemplazaría. Pero en el quinto piso de Economía ratificaban que Massa continuará al mando.

La escalada del blue en la última semana genera incertidumbre con respecto a lo que pueda ocurrir tras el resultado electoral.
La escalada del blue en la última semana genera incertidumbre con respecto a lo que pueda ocurrir tras el resultado electoral.Rodrigo Nespolo – Canon digital

Massa se reunió el viernes con su equipo para coordinar el trabajo poselectoral. Allí se interpretó que la zozobra del mercado de cambios de las últimas dos semanas responde, como es habitual, “a los momentos preelectorales”. Según los cálculos oficiales, el mercado de cambios opera unos US$145 millones diarios. Y señalaron que la intervención oficial no fue superior a los US$25 millones.

Según estimaciones de Aurum, en julio el BCRA habría usado US$482 millones para intervenir en el mercado financiero y “subsidiar” el precio del dólar. Es el doble que en junio (US$270 millones). Desde enero a julio, acumulan US$2500 millones. El economista Fernando Marull estimó, en tanto, que la intervención oficial arrancó con mucha mayor fuerza el 25 de julio, se potenció en agosto y ya llegó a por lo menos US$370 millones en el mes.

En Economía indican que, tras la ampliación de swap de monedas con China, se dispone de US$3300 millones del último tramo y otros US$1700 millones del primero. Esperan, pese a los desvíos en las metas selladas en el acuerdo técnico, que el 22 de agosto el Fondo Monetario Internacional (FMI) gire US$7500 millones. Parte de ese dinero iría a pagar deuda china. Y se firmarán esta semana contratos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con el Banco Mundial por US$500 millones.

Massa fue el primero en responder al temor que se abre el lunes en una entrevista al diario marplatense La Capital, el jueves pasado. Le preguntaron si temía una corrida cambiaria como la registrada en 2019, tras las PASO. “No, porque en ese momento tenían firmada la cláusula de no intervención. Uno de los puntos que hice poner expresamente en el acuerdo es que le reconocían la facultad de intervención al Banco Central Argentino”, dijo el ministro.

“Las intervenciones en los mercados secundarios de bonos se centrarán en garantizar el funcionamiento normal del mercado, protegiendo al mismo tiempo el balance del Banco Central”, sentenció el último acuerdo técnico sellado con el organismo multilateral.El Gobierno intentó durante la semana contener la suba del dólar blue mediante operativos en cuevas de la City porteña. No lo logró.

El Gobierno intentó durante la semana contener la suba del dólar blue mediante operativos en cuevas de la City porteña. No lo logró.En BCRA, cuyas reservas netas son negativas en casi US$10.000 millones, fueron escuetos ante la consulta: “Actuaremos con pragmatismo como siempre. Ya lo hemos demostrado”.

Recalcaron que la de Miguel Pesce es una administración “pragmática”, que se mantuvo siempre “dentro de las reglas de juego”, y luego precisaron que, cuando fueron necesarias, se tomaron decisiones de intervención para “defender” el valor de la deuda del Tesoro y también para “ordenar” el mercado financiero de divisas. “Si el lunes hay un cisne negro, actuará en consecuencia defendiendo la estabilidad”, ratificaron cerca del presidente del BCRA.

Otra fuente del Central aclaró que “las regulaciones [cepos] contienen, y el FMI también”. Pidió calma y también apostar “a los cisnes blancos” en las elecciones del domingo.

Pero hay otras miradas en el Central. Y miran votos. Temen el escenario de una victoria de Patricia Bullrich en la interna de Juntos por el Cambio, un Javier Milei llegando al 20% y un Massa debilitado. Esa ecuación dispararía un rally en el mercado de bonos y acciones, pero no en el mercado cambiario.

Si Bullrich sale fortalecida y el ministro de Economía queda debilitado, creen, puede acrecentarse la posibilidad de que la oposición reclame una devaluación antes de que el FMI desembolse. Los dólares son escasos para aguantar una fuerte presión. Los márgenes de maniobra se achican y será difícil sostener el ritmo de intervención de los últimos días.

No sería fácil, además, encontrar más restricciones en el acceso a los dólares o nuevas trabas a importaciones, aunque el oficialismo tiene mucha creatividad. Sin embargo, las expectativas renovadas de una devaluación con una brecha cambiaria que se dispararía por arriba del 100% frenaría la liquidación del dólar agro, que ya venía menguando en las últimas semanas.

Los expertos catalanes de Unión por la Patria son optimistas. “Treinta más 5?, fue la última apuesta. Un 30% para Massa y un 5% para Juan Grabois. Esta posibilidad más un Milei con menos arrastre y una victoria en la interna de Horacio Rodríguez Larreta, estiman, es el mejor escenario. Este cuadrante permitiría, desde el lunes, “llevarla como hasta ahora”, incluso se podría bajar los niveles de intervención y el FMI no le “soltaría la mano” al ministro.

“Evaluamos el escenario pre y post PASO con las principales operadoras del mercado. A todas les pedimos prudencia, que no colaboren con tensionar. Ninguna nos habló de un escenario dramático, pero como hicimos hasta ahora, vamos a estar atentos a cómo se comporte el mercado, en coordinación con el resto de la mesa de Economía”, dijeron en la Comisión Nacional de Valores (CNV), que conduce Sebastián Negri. La CNV viene de tomar medidas para restringir arbitrajes (“rulos”) que se estaban dando en el mercado de los dólares libres.

LA NACION, además, consultó a los voceros de la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre si habría nuevas inspecciones para intentar frenar las operaciones en las “cuevas” de la city porteña, tal como sucedió en los últimos días de la semana pasada. No contestaron.

Cuatro fuentes vinculadas a los bancos privados aseguraron que existe liquidez en las tesorerías. Como contó LA NACION, el BCRA y las entidades financieras importaron dólares. “Todos los bancos tienen sumas siderales de dólares billetes en sus tesoros centrales y sucursales. Lo más probable es que después de las PASO no suceda nada, pero se están asegurando los bancos ante la posibilidad de un retiro masivo. No se está esperando que suceda, probablemente sea algo innecesario, pero la idea es estar muy preparados”, contaron.

“Hoy los dólares están poco prestados; estás muy líquido en dólares, pero igualmente reforzamos nuestra liquidez y tenemos entre el 50% y 60% de disponibilidad inmediata de efectivo de los dólares de la gente”, afirmó otra importante fuente del sector, que aclaró que tampoco espera problemas y confirmó que los bancos importaron billetes físicos. Dos de los más importantes bancos del sistema confirmaron los mismos datos a este medio. Fte.LN