viernes 1 de marzo de 2024 08:13:36

PANORAMA ECONÓMICO: EL “PLAN MURALLA” DE LOS BANCOS PARA EL LUNES Y LOS COMPLEJOS PRONÓSTICOS QUE LLEGAN DE WALL STREET

Para evitar una corrida similar a la post PASO de 2019 fortalecen de dólares sus cajas. Los cuatro escenarios que manejan en Estados Unidos sobre los resultados del domingo. Y la especulación interna en la que todos se ven ganadores

Por Marcelo Bonelli. Las casas matrices pidieron informes minuciosos a las multis. En Wall Street exigen un detalle meticuloso de lo que puede suceder el domingo. El círculo rojo hace predicciones. Hubo una reunión informal de la UIA y encuentros secretos de los banqueros locales.

Están en estado de alerta por las elecciones del domingo. Todos tiene una sola convicción: hay más dudas que certezas.

La cuestión altera los ánimos porque hay en juego miles de millones y el destino económico de Argentina.

También algo mas concreto. Si el día después de las elecciones, amanecerán los mercados con un tsunami y se vive un lunes negro. La cuestión se evaluó en una hermética reunión en la poderosa Asociación de Bancos extranjeros. Estuvieron todos los capos liderados por Claudio Cesario. También ocurrió algo similar en la ADEBA de Javier Bolzico.

Los banqueros armaron un “plan muralla” para enfrentar con éxito cualquier sacudón financiero. El programa consiste en abarrotar sus propios tesoros de liquidez en dólares. El fracaso electoral de Mauricio Macri -en 2019- provocó un sacudón en los depósitos: el ahorrista quería llevarse los dólares y la gente sacó un 40% de los billetes.

Por eso ahora la banca ya dispuso tener en sus cajas dólares por un equivalente al 50% del total de los depósitos del público en verdes . Clarín pudo confirmar que la pila de dólares es sideral. Acumularon US$ 4.000 millones.

En otras palabras, en caso de una corrida estarían dispuestos a devolver todos los dólares que los ahorristas demanden.

Asi el “plan muralla ” va a sofocar la incertidumbre -si ocurre- de un mal resultado para el Gobierno y un “lunes negro”. También el BCRA adoptó un blindaje y amplió su tenencia de efectivo en cerca de US$ 1.000 millones.

Igual la bronca con Miguel Pesce persiste entre los banqueros. La última turbulencia fue por el oro del Central. Insisten que su desmanejo le metió innecesario ruido al mercado.

El BCRA había hecho una consulta al Banco de Ajuste de Basilea. La idea era hacer una operación “back to back”: obtener un préstamo puente del BIS por US$ 400 millones, dando como garantía temporaria los lingotes.

Es una operación común. Pero nunca se avanzó. A media mañana la versión se incluyó en un informe -poco trascendente- y la bola creció en las redes al amparo del silencio cómplice del BCRA.

Pesce aclaró por la noche la cuestión. Ya era tarde y la versión había hecho saltar el dólar. La transacción no se concretó por una sencilla razón: Kristalina Georgieva fue la artífice del crédito puente de Qatar, que reemplazo a la opción de Basilea.

La madrina del FMI lo hizo para bloquear otra ayuda que China negociaba con Argentina. Kristalina lo acordó con el director de Qatar en el FMI. Mauricio Macri recibió la noticia como una bomba: Qatar -donde el príncipe es su amigo- ayudó a su archienemigo Massa.

La cuestión del eventual “lunes negro” se trató en una reunión del equipo económico. Massa no cree que haya turbulencias, pero elabora un plan de contingencia.

El billete no se frena y tampoco la inflación. Economía espera un índice del 6,5% y los privados arriba del 7%. Agosto puede ser un calvario.

Este jueves el blue batió otro récord: el dólar “fitito” alcanzó los $ 604. La cotización se acerca al tipo de cambio teórico de equilibrio que sería $ 650.

Massa tiene que convivir con esta realidad y también con la interna de Unión por la Patria. Máximo hace de las suyas en el Conurbano y fogonea a Juan Grabois. Actúa como un “escorpión” contra Massa y Kicillof.

Cristina no para de insultar. Esta furiosa descalifica a todos y su silencio obedece al deseo de “no hacerse cargo” de una eventual derrota y concentrarse en su plan de refugiarse en Buenos Aires y dedicarse a limpiar sus prontuarios.

La intensidad de la tormenta del lunes dependerá del resultado electoral del domingo. En Manhattan los informes confidenciales plantearon los escenarios mas complejos. Se trata de herméticos papers del JP Morgan, HSBC, UBS y Morgan Stanley. Clarín confirmó los cuatro escenarios que se evalúan.

Primero insisten que una elección rutilante -por encima de lo esperado- de Javier Milei, que enloquecería al dólar. Sería porque muchos irían al billete para adelantarse a la dolarización que el libertario dice que aplicará si llega al Gobierno. También hay mucha inquietud sobre el destino de los votos de Massa. Para los inversores el resultado ideal sería que se mantenga competitivo.

Lo dicen porque existe inquietud sobre el acuerdo con el FMI. En los bancos se insiste que puede haber más medidas después del domingo y un resultado sumamente adverso podría bloquear toda iniciativa futura.

Como anticipo Clarín, el board del FMI tratará el caso argentino el lunes 21 de agosto. Un par de días después, el 23, desembolsaría US$ 7.500 millones y la primera semana de noviembre, otros U$S 2.750 millones.

Hay tres directores que bombardean el convenio : Joerg Stephan de Alemania, Marcel Peter de Suiza y Jun Mizuguchi de Japon. Este último está obsesionado por los incumplimientos. Massa hizo un encuentro con el embajador Hiroshi Yamauchi. Participó Ignacio De Mendiguren.

Las cosas no aflojaron. El Vasco fue sincero: “Tienen las pelotas hinchadas con Argentina”. El dinero del FMI sería una bocanada de oxígeno. Un puente para que Alberto Fernández no desbarranque antes de entregar el poder.

Los informes de Wall Street insisten que una derrota de Massa -o una adhesión inferior a la esperada- podría complicar todo el salvataje del FMI. Pero también los operadores del mercado ven turbulencia si Massa hace un “excelente” elección.

Interpretan que sería una posibilidad para que perdure el kirchnerismo. Y los banqueros creen que Argentina explotaría si existe alguna chance de que Cristina sostenga sus perimidas ideas.

La cuarta hipótesis se refiere a Juntos. En Manhattan dicen que sería desestabilizador si no logra una diferencia abultada sobre Union por la Patria. Para los banqueros una paridad entre JxC y UP podría afectar y mucho al “mercado de bonos”.  Los gobernadores están inquietos. Entre los máximos petroleros existe expectativa por una decisión que tomará Rolando Figueroa .

El electo gobernador de Neuquén avanza en cubrir un puesto clave: su futuro ministro de Energía. Se trata de un interlocutor central para Vaca Muerta. Afirman que estaría a cargo de un “tapado”, pero con mucha trayectoria en la industria energética. Se trataría de Carlos Etcheverry y sería inminente el anuncio.

Con respecto al domingo en la intimidad todos los candidatos dicen que ganan. En Economía insisten con que Massa saca como mínimo un 25% y será el candidato más votado.

En el equipo de Milei esperan un batacazo que lo ubique por arriba del 20%.

Patricia Bullrich asegura que está “como mínimo” cinco puntos arriba de Horacio. Y Larreta dice que no para de subir y que ya está dos puntos por encima de una estancada Patricia.

Los datos prescinden de cuestiones claves: la abstención y la ineficacia de las encuestas. La vigilia arde y se viene un final de bandera verde.Fte. Identidad Correntina