viernes 1 de marzo de 2024 08:45:16

LA CORTE SUPREMA CONFIRMARÁ A JORGE MACRI Y NO SE METE EN LA REFORMA DE JUJUY

Jorge Macri fue objetado por una dirigente de Izquierda pero no tendrá problemas en su candidatura. Gerardo Morales deberá esperar para hacer efectiva su reforma constitucional con el kirchnerismo exigiendo que se suspenda un artículo. Un camarista afín al kirchnerismo en problemas.

La Corte Suprema resiste la embestida oficial: el presidente quiere hacerles juicio político a los ministros; los diputados oficialistas agreden e insultan al asesor de Horacio Rosatti, Silvio Robles, en vivo por televisión; la prensa kirchnerista acusa a jueces y colaboradores casi a diario; y si vive un pico de tensión pocas veces visto en democracia. Y hoy tendrá un nuevo capítulo cuando aumente la presión pero se confirmen dos temas sensibles para el poder político.

El trabajo de la Corte aumenta a medida que la labor parlamentaria de desvanece. Casi 19.000 de los 29.000 causas que trabajó  el año pasado eran temas contenciosos, cada semana son 300 causas las que se toman y ejecutan, se toman decisiones, y el poder político intenta avanzar sobre el máximo tribunal.

El procurador interno, Eduardo Casal, le pidió a la Corte que se expida por ser competencia originaria un pleito de Estado nacional contra provincial. La pelea de fondo es únicamente política para dañar la candidatura de Gerardo Morales como vice de Horacio Rodríguez Larreta. La Corte va a evitar el conflicto y deberán esperar ya que no tiene dead line legal para opinar. Las presiones a la Corte fueron incluso realizadas por el ministro Martín Soria, quien no tiene dialogo con el máximo tribunal y no es considerado un interlocutor respetable en temas judiciales.

Los denominados “pueblos originarios” con vinculaciones directas a sectores de la izquierda, Milagro Sala y el kirchnerismo, plantearon que el gobernador busca “criminalizar la protesta” por el artículo 67 inciso 4 para evitar los cortes de rutas. Eso desencadenó una situación de absoluta violencia el mes pasado y la oposición a Morales denunció represión ilegal por parte de las fuerzas provinciales.

Jorge Macri había sido objetado por Vanina Biasi, dirigente de izquierda que llevó su reclamo al Tribunal Superior Justicia porteño. La escalada llegó a la Corte, que hoy le dirá que es competencia porteña y que no hay nada para analizar sobre la candidatura a  jefe de Gobierno porteño. “Yacobitti deberá buscar otra forma de ganar elecciones”, la definición es de un personaje de antaño que camina la Corte hace décadas y que asegura que detrás de las ambiciones de la izquierda hay un diseño del armador y especialista en el crowdfunding de la campaña de Martín Lousteau, Emiliano Yacobitti, para perjudicar a Jorge Macri, hoy primero en las encuestas.

Es una semana especial para la Corte Suprema, en la que la tensión es total, los intentos de Gobierno por solucionar temas antes del cambio de Gobierno son diarios, y el máximo tribunal se encamina a darle forma a dos temas espinosos. Jorge Macri será entonces candidato a jefe de Gobierno y Gerardo Morales deberá rever su reforma constitucional.

Para peor, Ana María Figueroa cumplirá años mañana y dejará de ser jueza, por lo que encima la situación de Cristina Kirchner va a empeorar: la Cámara de Casación debe responder el pedido del fiscal Mario Villar para anular o no el pedido de anular el sobreseimiento de la viuda de Kirchner y enviarla a juicio oral por lavado de dinero. Todas de cal para el oficialismo que intentó sin éxito el juicio político y ahora deberá ver cómo la vicepresidenta se encamina a un nuevo fallo adverso antes de las elecciones de octubre. Fte.mdz