domingo 26 de mayo de 2024 06:52:57

EL BCRA YA TIENE TODO LISTO PARA PAGARLE AL FMI CON YUANES

El lunes vencen USD 3300 millones. El plan es activar el segundo tramo del swap con China. Desde el Fondo afirmaron a LPO que “no hay novedades” respecto staff-level agreement que Economía espera para este jueve

A cuarenta y ocho horas del receso de verano que rigurosamente se toman los funcionarios del FMI, aún no hay confirmación oficial sobre la presentación del “staff-level agreement”, condición necesaria para que Argentina cuente con el anticipo de desembolsos que negoció Massa la semana pasada y que en Economía esperan para este jueves o viernes.

Ese documento debe pasar a su aprobación por el directorio del organismo, pero una vez emitido contendrá el detalle de los desembolsos acordados, el dato que espera el mercado. “Estamos en la etapa de show me the money”, afirmó a LPO un ex presidente del Banco Central que sigue de cerca las negociaciones con el Fondo.

“Sin novedades por el momento” afirmó a LPO un vocero del FMI, al ser consultado sobre si antes del receso se conocerá el staff-level agreement que mencionó en su tuit de la semana pasada el organismo.

“Massa consiguió que el Fondo saque ese tuit, que no es poco, pero ahora para calmar al dólar lo único que sirve es saber cuanta plata van a mandar”, agregó el ex director del Central.

 

 

 

No se trata de una discusión intelectual. El próximo lunes la  Argentina deberá pagar al FMI USD 3300 millones. Por eso, en el Banco Central ya tomaron una decisión, si para el lunes no llegan los desembolsos acordados con el organismo, el vencimiento se pagarán con yuanes, una posibilidad que el FMI ya aceptó.

Si bien del primer tramo del swap con China quedan USD 1500 millones aproximadamente, estan dadas las condiciones para utilizar USD 5000 millones del segundo tramo acordado en la reciente gira de Massa y Pesce a China.

El próximo lunes la Argentina deberá pagar al FMI USD 3300 millones. Por eso, en el Banco Central ya tomaron una decisión, si para el lunes no llegan los desembolsos acordados con el organismo, el vencimiento se pagarán con yuanes.

“Esto no se requiere la aprobación del Fondo Monetario. La activación del segundo tramo del swap depende de un par de llamadas telefónicas”, explicó a LPO un funcionario del gobierno, que agregó “a nosotros nos sirve porque evitamos el incumplimiento, al FMI le sirve porque cobra y a China le sirve más, porque vuelve a meter el yuán en una gran operación financiera y se consolida como prestamista de última instancia”.

En el Banco Central insisten además que el financiamiento chino es más barato que el crédito con el Fondo Monetario Internacional.

La presidenta del FMI, Kristalina Georgieva.

 

Frente a esta delicada situación, en el Gobierno interpretan que la demora del FMI en aprobar la quinta revisión del acuerdo, se explica por la falta de conducción política en el organismo. “No sabés con quién te tenés que sentar. Nadie tiene la última palabra. Cada departamento va por su cuenta. No hay una línea que baje y ordene. Por eso, todos negocian hasta el último momento y piden lo que se les ocurre”, contó a LPO una fuente que participó de las negociaciones.

En efecto, LPO reveló en su momento que la segunda del Fondo, la economista india, Gita Gopinath, responde a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, que tiene un duro enfrentamiento con la presidenta del organismo, Georgieva Kristalina, alineada con los europeos, que resisten el acuerdo con Argentina que apoya la Casa Blanca.

De hecho las reuniones que mantuvo Sergio Massa la semana pasada desde Buenos Aires, tanto con Mike Pyle, asesor económico del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, así como con Jorg Kukies, secretario de Estado de la Cancillería Federal de Alemania, alimentaron esa lectura. “Las llamadas de Massa a Alemania y EEUU de la semana pasada fue para que alineen a la tropa”, afirmó a LPO la misma fuente.

En el Gobierno interpretan que la demora del FMI en aprobar la quinta revisión del acuerdo, se explica por la falta de conducción política en el organismo.

 Estados Unidos fue clave para que torcer las voluntades en el organismo que rechazaban el acuerdo con Argentina. “Fuerte respaldo e involucramiento de la Casa Blanca y el Congreso de EEUU para empujar el acuerdo”, comunicó Economia. En efecto Massa jugó un complejo juego geopolítico en el que hizo entrar a China y hasta se dejó correr la posibilidad de establecer un acuerdo de provisión de armamento de alto nivel con esa potencia, en el momento más álgido de la negociación, acaso para terminar de empujar el involucramiento de Estados Unidos.Fte. LPO