lunes 24 de junio de 2024 20:19:19

CÓMO SIGUE EL “OPERATIVO CLAMOR” POR CRISTINA KIRCHNER 2023: IMPACTO POR EL CRIMEN DEL COLECTIVERO Y LA APUESTA A CAMIONEROS EN LA PELEA CON LA JUSTICIA

La muerte de Barrientos y el accionar de Berni complican el escenario. Diferencias entre Hugo y Pablo Moyano por la movilización a Tribunales el 13 de abril contra la proscripción

Cristina Elisabet Kirchner es quien impulsa que el “operativo clamor” por su candidatura. Ese comportamiento dual de decir “no soy candidata a nada” y ordenar que se armen encuentros y actos por su postulación para 2023, generó algunos cortocircuitos en los últimos días.

El peronismo se encuentra convulsionado por la interna Alberto-Cristina y esta semana sumó otra crisis por el asesinato de un colectivero en La Matanza, hecho que impacta de lleno en el universo electoral kirchnerista. A eso, se suma que Sergio Berni resultó agredido en una protesta de colectiveros reclamando seguridad para su oficio y, como respuesta, el ministro devaluado ya como gladiador mediático oficialista, terminó enviando a sus policías más duros a un desproporcionado operativo de detención de los colectiveros agresores.

Por eso, el último martes el encuentro habitual para la organización de esta movida careció de referentes de peso. No estuvo Máximo Kirchner ni el gobernador Axel Kicillof, quien estuvo reunido con la Vicepresidenta, la que dio letra para la respuesta del gobierno bonaerense en el caso Daniel Barrientos y la réplica de Sergio Berni.

No solo hubo desolación por este hecho que conmueve de lleno al peronismo bonaerense sino también porque el último acto por “Cristina 2023” en la provincia del Chaco no tuvo volumen. Solo Jorge Milton Capitanich puso esfuerzo en la actividad y varios dirigentes nacionales pegaron el faltazo y evitaron el viaje hasta Resistencia, argumentando compromisos oficiales o de sus gremios.

Las citas organizativas del cristinismo se realizan en Ensenada, donde manda el intendente ultra K Mario Secco. Allí se reúnen intendentes, dirigentes gremiales y miembros de La Cámpora para definir los pasos a seguir. Esta vez, no estuvo tampoco Jorge Ferraresi (reemplazado allí por su segundo en Avellaneda, Alejo Chornobroff). Sí estuvieron los dirigentes de fuerzas políticas aliadas al kirchnerismo como Leopoldo Moreau y Martín Sabbatella. Y los sindicalistas Abel Furlán, Walter Correa y Roberto Baradel más Mario “Paco” Manrique, secretario adjunto de SMATA, quien ha crecido en influencia en el universo K, tanto que logró llevar a la sede del gremio de mecánicos a la próxima reunión de ese grupo.

Los objetivos del “operativo clamor” son el de sumar una cita en la provincia de La Rioja, que se acomodará de acuerdo a la fecha electoral de ese distrito, previstas para el 7 de mayo. Y no hay novedades aún de si desembarcarán en la Patagonia también.

La Cámpora y una vigilia en plaza Lavalle frente al Palacio de Tribunales en apoyo a Cristina Kirchner. Foto Télam

La Cámpora y una vigilia en plaza Lavalle frente al Palacio de Tribunales en apoyo a Cristina Kirchner. Foto Télam

Pero el próximo hito será -bajo el slogan de “Basta de mafia judicial y no a la proscripción de Cristina”- en 13 de abril con una marcha hacia el Palacio de Tribunales, frente a la Plaza Lavalle, en la ciudad de Buenos Aires. La idea es movilizar hacia el edificio donde tienen sus despachos los miembros de la Corte Suprema de Justicia.

En ese grupo se apuesta a lograr que el gremio de Camioneros se sume a conciencia de la capacidad de movilización del gremio de los Moyano. Pero allí, chocan con una nueva diferencia en la familia camionera: Pablo quiere participar activamente pero a Hugo no le convence en absoluto que su gremio se involucre en la disputa judicial de Cristina Kirchner con el Poder Judicial.

Si no moviliza Camioneros, la marcha del 13 de abril tendrá que depender de La Cámpora. Y la agrupación que ahora conduce Lucía Cámpora (reemplazante de Andrés Larroque en la secretaría general) ya puso todos sus recursos el último 24 de marzo, en la movilización desde la ESMA hasta la Plaza de Mayo.

Marcha por el 24 de Marzo: Máximo Kirchner. Foto Juano Tesone

Marcha por el 24 de Marzo: Máximo Kirchner. Foto Juano Tesone

El “operativo clamor” no intenta revertir la idea de CFK de no ser candidata en esta elección, la que a partir del renunciamiento de Mauricio Macri de disputar por una nueva presidencia ha quedado aún más firme. Pero sí pretende conseguir la centralidad absoluta de la hoy Vicepresidenta en el armado electoral del peronismo.

La postura de Alberto Ángel Fernández de sostener las PASO y de señalar públicamente que el peronismo debe dirimir en internas quién tiene el liderazgo en esa fuerza, ha confrontado al cristinismo a tener que ir a unas Primarias. La réplica de ese sector al Presidente es que, al menos en la provincia de Buenos Aires (principal distrito del poder político peronista)habrà ha sola lista para senadores diptados y legisladores provinciales. Y que si Alberto quiere cmpetir deberà armar sus propias boletas, obligando a intendentes y demás funcionarios con domicilio en la Provincia, a definir “de qué lado estás”.

Se verá el próximo jueves 13 en la Plaza Lavalle qué consignas cantará el cristinismo, enfrentado y preparado para una “batalla”, como definen sus dirigentes, contra la intención del Presidente de disputar poder interno en las urnas de las PASO.Por Pablo Leòn. Clarìn. Fte. Identidad Correntina