sábado 22 de junio de 2024 04:13:24

EUGENIO BURZACO, NUEVO MINISTRO DE SEGRIDAD PORTEÑ:”HAY QUE COMPRAR EL DOBLE DE PISTOLA TASER”

En una extensa entrevista con Infobae, el flamante funcionario propuso elaborar una ley antipiquetes, que haya menos presos en las comisaría y alcaldías y se metió en la interna de JxC: “Larreta es el mejor presidente para la Argentina que viene”

Eugenio Burzaco juró como ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace 26 horas. Su despacho ubicado en el cuarto piso de la Avenida Regimiento de Patricios 1142 está prácticamente vacío. En una esquina, a la izquierda del amplio sillón en el que se sienta para responder las preguntas de Infobae, destaca un cuadro original de Benito Quinquela Martín. Después de varias reuniones de trabajo, y otras demoradas, el ex secretario de Seguridad de la Nación realizará definiciones de peso a sabiendas que su gestión estará bajo la lupa. Por el paso al costado de Mauricio Macri en la carrera presidencial, Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de gobierno porteño que le confió una de las carteras más sensibles de su administración, es uno de los precandidatos presidenciales de Juntos por el Cambio, la otra es Patricia Bullrich, la ex ministra de Seguridad de la Nación. Entre sus conceptos más destacados, Burzaco asegura que presentará un proyecto de ley “antipiquetes”, que pedirá comprar más pistolas Taser, para llegar a un mínimo de 120; exigirá que sean trasladados la mayoría de los 1.155 detenidos en comisarías y alcaldías para que más policías patrullen las calles y, entre otras definiciones políticas afirmará que “Horacio Rodríguez Larreta es el mejor presidente para la Argentina que viene”.

Los ejes de gestión

—¿Cuáles serán los principales ejes de su gestión?

— El eje de la gestión pasa por darle seguridad a los vecinos de Buenos Aires y a todos los argentinos que transitan, se educan, vienen a trabajar, gozan de la hermosa Ciudad de Buenos Aires. Son más de tres millones por día. Hay días que son siete millones de personas en la Ciudad. La prioridad hoy es poder dar seguridad en el territorio. Para eso hay muy buenas herramientas: el mapa del delito, los sistemas de cámaras, el sistema de estadísticas criminales y demás. La Ciudad está mucho mejor que cuando empezó este proyecto hace 14 años atrás con la Policía Metropolitana de la cual fui el primer jefe. Pasamos a ser la capital más segura de América Latina. Pero la seguridad se trabaja todos los días. Si vos aflojas no sigue por inercia no, hay que trabajar todos los días y todos los días hay nuevas modalidades, todos los días hay nuevas complicaciones. Y me parece que el mandato que me han dado es trabajar fuertemente en el territorio de manera de llevarle tranquilidad y paz a los vecinos.

— ¿Y dónde falta ajustar?

— Hay algunos lugares que son muy sintomáticos. Constitución es un barrio que tiene problemas. Se ha venido trabajando sobre la zona de Retiro. Y después hay distintos corredores que son críticos en términos de su situación, funcionalidad, lugares de escape de los delincuentes, donde hay que seguir trabajando mucho. Lo que estamos viendo es un aumento no tanto del delito general, no de los homicidios, no del promedio histórico, no de los robos agravados, sí hay un aumento por ahí de hurtos, arrebatos, delitos menores, que es lo que la gente percibe y que muchas veces tiene que ver también como producto de la situación socioeconómica que vivimos. La seguridad debe también atender esos delitos.

Marcelo D’Alessandro, el ex ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires inició la tramitación para adquirir 60 pistolas Taser. Ahora Eugenio Burzaco propone comprar el dobleMarcelo D’Alessandro, el ex ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires inició la tramitación para adquirir 60 pistolas Taser. Ahora Eugenio Burzaco propone comprar el doble

— ¿Por qué lo asocia con la situación socioeconómica?

— Porque es un delito que sistemáticamente se correlaciona con la economía. No necesariamente los homicidios se correlacionan con la crisis económica pero los delitos materiales inmediatos, robo de celular, robo de cadenita, robo de reloj, el motochorro y demás, tiene una asociación con la situación socioeconómica. Argentina viene en crisis económica desde la pandemia. Nunca terminamos de recuperar esa situación pre pandemia y ahora se ha profundizado la inflación y la recesión. Y vos lo vivís en la calle no solo en la Ciudad de Buenos Aires, en el Gran Buenos Aires, en el Gran Rosario. Hay que atender esa problemática y esa problemática se atiende con mucha presencia.

El celular de Eugenio Burzaco no deja de sonar, de entrar mensajes de texto. Sin embargo, el flamante funcionario no lo atiende, continúa con el hilo de pensamiento que venía entrelazando antes del molesto “tin, tin, tin”.

“Lo primero que me fui informando es que hay mucho policía cumpliendo función de guardia cárcel. Tenemos un problema estructural, Nación no nos recibe a los presos que debería estar bajo el cuidado del Sistema Penitenciario Federal. Eso hace que comisarías, alcaidías, estén sobrepobladas. Eso hace que muchos policías cumplan función de guardia cárceles, eso hace que haya menos personal en las calles.

—¿De cuántos presos estamos hablando?

— Desde el 20 de marzo de 2020 al 17 de Marzo de 2023, se pasó de 61 detenidos sólo en alcaidías a 1.155 detenidos tanto en alcaidías como en comisarías. También tenemos un nivel de custodias, de puestos fijos determinados por la Justicia por temas de abuso sexual, de custodias de jueces, funcionarios, etc, de más de 1.200 casos. Entonces eso hace que los números de personas que están en consignas sea muy grande. Estamos trabajando con la Procuración tratando de armar un nuevo protocolo que permita ser más claros en qué casos hace falta poner un policía, y en qué casos no. Hay consignas que están ahí, no las renueva nadie, y por ahí están hace años y la persona ya se mudó. Y una consigna generalmente son tres o cuatro personas que tienen que estar ahí porque son turnos rotativos de ocho horas.

— Es decir, la intención es volcar más policías a la calle.

— Sí. Pero no es una cuestión numérica, es una cuestión cualitativa. Es, además de volcarlos a las calles, que estén ubicados en función de criticidad, de parámetros, de pedidos. Que los que hacen corredores seguros para las escuelas cuando ingresan y cuando egresan los chicos el resto del día trabajen en zonas comerciales. Es decir, algo que funciona bien dotarlo de una mayor inteligencia para usar mejor esos recursos.

Eugenio Burzaco propone una ley antipiquete para evitar acampes y cortes de calles en la Ciudad de Buenos Aires Franco FafasuliEugenio Burzaco propone una ley antipiquete para evitar acampes y cortes de calles en la Ciudad de Buenos Aires Franco Fafasuli

— Cuando asumió dijo que iba a ser inflexibles con el tema del narcotráfico.

— Por más que hoy el epicentro, el foco este puesto en Rosario, el narcotráfico se extiende en todo el país. Yo siempre me acuerdo que al jefe de Los Monos lo atrapamos acá, en la Ciudad de Buenos Aires y él operaba en Rosario. Lo atrapamos acá con la Policía Federal. ¿Qué quiere decir eso? Que las ramificaciones de estas bandas son grandes. Operan en muchos lugares de la Ciudad de Buenos Aires y nosotros tenemos que ir y golpear donde están, no facilitarles la tarea. Detenerlos, ir tras de ellos y dar una clara muestra que en la Ciudad no son bienvenidos y no van a poder llevar adelante su trabajo. Eso requiere investigación criminal, coordinar con Fuerzas Federales porque muchas veces son delitos de carácter federal.

— ¿Y eso se venía haciendo, se interrumpió, lo va a profundizar?

— Es el eje de mi accionar. Yo creo que ahí hay un tema donde nosotros tenemos que dar un mensaje para todo el país, en esto hay que ser claros, contundentes y te diría hasta muy determinados de que ciertas prácticas que, por supuesto que en la Ciudad de Buenos Aires hay mucho narcomenudeo, pero bueno, el narcomenudeo también perjudica. A la gente no le gusta saber que a cien metros de la escuela están vendiendo droga o que recurrentemente en el mismo lugar se vende droga. Hay que trabajar con la Justicia para facilitar allanamientos, para acelerarlos. Yo soy de trabajar en coordinación con otros actores del Estado para asegurarnos buenos resultados. Recuerdo un caso más para que la gente comprenda a veces la magnitud de las cosas. Cuando nosotros desarmamos Itatí en Corrientes arrancó de un punto de venta acá en la 1-11-14. O sea, uno nunca sabe lo que se encuentra. Se puede encontrar una gran banda criminal. Y ahí nos terminamos llevando puesto al jefe de policía, al intendente, al viceintendente de Itatí. Todos esos cayeron.

— Habló de las fuerzas federales. ¿Va a pedir más? ¿Son suficientes los que están?

— Yo creo que hay que trabajar de manera coordinada tanto con el ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, como con el ministro de Seguridad de Nación, (Aníbal Fernández) tratando de encontrar puntos de contacto y equilibrio y lo que podamos trabajar en conjunto hay que trabajarlo. Mi experiencia es que la seguridad no tiene bandería política, uno tiene que trabajar coordinadamente. Lo hicimos del 2015 al 2019 con gobiernos peronistas y de otros colores y funcionó bien.

— Y cuál es su relación con Berni y con Aníbal Fernández.

— Con Berni tengo una relación de hace tiempo de cuando me tocó asumir como secretario de Seguridad e hice el relevo de cargos el como secretario de Seguridad de la Nación saliente y yo entrante. Lo conozco de aquel entonces. Con Aníbal no tengo relación preexistente.

— ¿Y a 24 horas de asumir tuvo diálogo con ellos?

— No, no, todavía no. Estoy desde ayer con la jefatura de la policía, tuve reuniones con el ministro saliente, con Marcelo D´Alessandro. Tuve reuniones con todos los subsecretarios y con la secretaria de Seguridad. Digamos, estamos aterrizando recién.

 "Hoy el foco es cómo logramos mejorar día a día la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires", afirma el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Eugenio Burzaco“Hoy el foco es cómo logramos mejorar día a día la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires”, afirma el ministro de Seguridad y Justicia porteño, Eugenio Burzaco

— Hablando de eso, en principio, más allá que pueda modificar la opinión, los actuales jefes de comisarías o jefes de distintas reparticiones, ¿van a quedar, los va a cambiar?

— A ver, nosotros llegamos a nueve meses del final de la gestión con lo cual venir y pretender cambiar todo sería un acto de irresponsabilidad. Nosotros tenemos que evaluar rápidamente lo que hay y tratar de mejorar lo que se pueda mejorar y sobre todo de continuar lo bueno que se ha hecho porque la gente se acostumbra a situaciones y a veces pierde perspectiva. La Ciudad de Buenos Aires hoy está significativamente mejor que cuando nosotros arrancamos este proceso. Hoy la Ciudad tiene la tasa de homicidios más baja de América Latina y ese es un logro. Se han hecho muchas cosas. Sabemos dónde está parado cada policía en cada cuadra. Tenemos un sistema de alerta temprana que lo vienen copiando de todo el mundo. Entonces, digamos, como dije antes ¿se puede mejorar? Se puede mejorar. Siempre se puede mejorar. Pero tampoco es que hay que cambiar todo. Es inteligente en la gestión apoyar las cosas que se hacen bien.

Más pistolas Taser

— Tiene claro que va a haber una lupa gigantesca puesta en la seguridad en la Ciudad de Buenos Aires más con el jefe de Gobierno porteño como pre candidato presidencial por el principal espacio opositor.

— Lo tengo claro. Cuando vos estás en estos lugares sabes que hay mucha mirada, crítica fácil. Yo lo que creo es que el trabajo y la acción terminan superando los prejuicios. Y vamos a trabajar. Vamos a tener mucho trabajo. Mucho estar encima de los temas. Trabajar con los vecinos, escucharlos. Digamos, eso es parte. No hay ningún modelo que sea extrapolable a otro, no se puede llevar esto y extrapolarlo a una provincia o al país. Cada jurisdicción tiene su particularidad, sus problemáticas particulares y demás. Pero me parece que hay muchas políticas que se llevaron adelante acá que son muy buenas para todo el país en términos de capacitación del personal. En términos de prevención, de proactividad y de tecnología.

Te doy un ejemplo muy claro, acá la justicia local nos prohibió el uso de cámaras de reconocimiento facial que nos permitió durante años recapturar a un montón de prófugos. En Argentina se escapan por año miles de personas de sus condenas. Las prohibieron usar en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Qué es lo que le prometió el gobierno nacional a Santa Fe ahora para ayudar en Rosario? Cámaras con reconocimiento facial. Entonces en buena hora que tomen las cosas que funcionaron acá y las llevemos a todo el país y nos saquemos los prejuicios ideológicos. Otro ejemplo, la Taser. Discutimos durante años y finalmente quedó en evidencia que es una buena herramienta de acción para poder resolver situaciones intermedias, donde te agreden con un cuchillo, donde una persona con un brote psicótico y demás. Lamentablemente tuvimos que pasar por hechos donde murieron policías, donde murieron víctimas inocentes, para darnos cuenta que hace falta ese tipo de armas.

— ¿Ya importaron las pistolas Taser que la justicia autorizó a que compre su ministerio?

— Nos habilitaron hace pocas semanas atrás. Entiendo que hay una orden de compra de 60 Taser. Voy a pedir ampliarla, aumentarla. Además hay que capacitar al personal en su uso.

— ¿Cuántas Taser más va a comprar?

— Y… por lo menos el doble. Cómo mínimo es necesario 120 Taser, y tener un grupo muy especializado, muy formado, para poder estar en todas las comunas de la Ciudad con alguna presencia, que se pueda desplazar ante una situación. Y también en algunos lugares que yo creo que son críticos como son estaciones de trenes grandes: Retiro, Once, Constitución. La terminal de ómnibus de Retiro. Lugares donde usar un arma de fuego es muy riesgoso.

"Estoy convencido que Horacio Rodríguez Larreta es el mejor presidente para la Argentina que viene y que vamos a tener", Eugenio Burzaco se definió así en la interna de Cambiemos. Trabajó cuatro años con Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad de la Nación“Estoy convencido que Horacio Rodríguez Larreta es el mejor presidente para la Argentina que viene y que vamos a tener”, Eugenio Burzaco se definió así en la interna de Cambiemos. Trabajó cuatro años con Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad de la Nación

— Es decir, no va a ser un grupo especial sino van a ser policías capacitados.

— Sí. Trabajar en binomios. ¿Qué hace la Taser? La Taser te inhabilita durante uno, dos minutos. En ese momento hay que esposarlo, desarmar a la persona, si tiene un brote psicótico llamar al SAME para medicarlo. Son las cosas que te dan ese paréntesis o ese paraguas de tiempo y te permite accionar y evitar que esa persona dañe a otros o se dañe a sí mismo. Porque muchas de estas personas se terminan suicidando, o cortándose a sí mismos. El uso de las Taser es muy amplio.

“Horacio Rodríguez Larreta será el mejor presidente”

— ¿Cuál es su relación con Patricia Bullrich, que además es la otra candidata presidencial de su espacio político?

— Mi relación con Patricia es muy buena. Yo estuve los cuatros años de gestión con ella. Estoy orgulloso de nuestra gestión, hicimos cosas muy importantes en esa gestión. Y no me fui peleado con ella. Yo tomé una decisión racional y a conciencia que es que cuando Mauricio (Macri) decidió no competir y cuando ya, digamos, mostraba que esa iba a ser su tesitura optar por aquella persona que yo creía, creo y estoy convencido que puede ser el mejor presidente. Y yo estoy convencido que Horacio Rodríguez Larreta es el mejor presidente para la Argentina que viene y que vamos a tener. Tuve la posibilidad de trabajar con los dos, los dos son muy buenos candidatos. Si no fueran muy buenos candidatos no sería una elección competitiva. Pero yo tengo la responsabilidad y la conciencia tranquila de trabajar con aquel que creo que es el mejor exponente.

— ¿Y qué le falta a Patricia Bullrich que tiene Horacio Rodríguez Larreta?

— Voy por lo positivo que tiene Horacio. Horacio tiene, primero le da una gran importancia al trabajo en equipo, a la planificación, a la tarea organizada. Un poco lo que dijo Mauricio, menos personalista en la toma de decisiones. Creo que la tarea que viene es tan grande, tan decisiva, que requiere tener equipos empoderados para poder cambiar las cosas. No una persona que sea el salvador y que se meta en toda la gestión y diga todo lo que hay que hacer.

“Ley antipiquetes”

— Los vecinos de la Ciudad están cansados de los piquetes, de los cortes de calles. ¿Qué va a hacer con ese tema tan sensible?

— Todos estamos podridos. Todos queremos que haya más orden en la vía pública. Creo que hacen falta tres o cuatro ejes que no hay magia. Me tocó conducir las cuatro fuerzas federales: no es tocar un timbre y en cinco minutos la gente se va. Hay que ser consistentes en términos de política pública y para mí hay cuatro ejes que tiene que respetar cualquier… Primero tiene que haber un marco legal que Argentina no tiene y la Ciudad de Buenos Aires tampoco tiene.

—¿Una ley antipiquetes?

— Sí. Hay que dar una discusión sobre eso. Acá concurren dos derechos, el derecho a manifestarse y expresar tus opiniones, tus quejas y demás, es un derecho constitucional, pero también es un derecho constitucional el derecho a la salud, a transitar libremente, a ir a tu trabajo, a la escuela y demás. Creo que muchos países a través de leyes reguladoras han podido generar un marco de razonabilidad en esto como, por ejemplo, para ponerlo en términos prácticos, no cortar el Metrobús. Que cuando se corta una avenida haya un carril para que la gente pueda circular, sobre todo las emergencias. Cosas básicas. Que no se pueda pernoctar en la vía pública. Podes manifestarte, pero no pernoctar, vos no podes quedarte tres días en un lugar donde no hay baños, donde no hay… Y que después sea todo un desastre. Porque hay vecinos, porque hay gente que vive en los alrededores. Para eso hay que hacer un marco general muy claro que no vaya también contra el pobre tipo que lo llevan por un plan social al lugar sino que vaya contra los organizadores en el sentido que si incumple con la legislación tiene una multa, y si es violento que sepa que va a ir a ir preso. Cuanto más claras son las reglas, más claro es el marco regulatorio y demás, mejor pueden actuar las fuerzas de seguridad, mejor puede expresarse la gente libremente y menos afectamos a terceros. La gente está podrida, está harta de los piquetes.

— ¿No hay actualmente leyes que prohíben que corten las calles?

— No. Hay leyes que dan un marco general y cuando alguien corta una ruta, yo estuve sentado del otro esperando que un juez me diera la orden de desalojar y podía quedarme días esperando la orden de desalojo. Me parece que cuanto más claros seamos en esto y más nos comprometemos todos los actores es mejor. Pero hay otras cosas más. La Ciudad de Buenos Aires concentra el 80% de las manifestaciones, el 85% de las manifestaciones son de carácter nacional. Y vienen de provincia y vienen de… Si uno no trabaja coordinadamente provincia, Ciudad y nación es muy difícil resolver semejante cantidad y conflictividad social.

— Hasta ahora no se hizo.

— Hasta ahora no se hizo. Cuando tuvimos las tres gestiones juntas muchas cosas que se habían naturalizado se dejaron de hacer, se dejó de cortar, por ejemplo, Ricchieri a Ezeiza. Que en la etapa previa a nuestra gestión se cortaba todo el tiempo y vos veías gente caminando con valijas al aeropuerto. Se dejó de hacer eso. Se dejó de cortar Panamericana, que era el principal acceso a la Ciudad. Se fue avanzando de a poco por las medidas coordinadas. Yo creo que la coordinación es clave. Todos sabemos bien, si vos cortas las manifestaciones en el Puente Pueyrredón no se desplazan a la Ciudad, no generan conflicto y se termina reduciendo el tema. Y hay diez alternativas para ingresar a la Ciudad. Entonces creo que la coordinación también es un factor en el cual tenemos que trabajar. Se generó un sistema de incentivos para que haya piquetes. Hay gente que trabaja de piquetera. La explota el que maneja planes y le dicen si vos no vas a cortar o a hacer eso no te pago. Y eso no puede ser. Yo entiendo que la gente recibe un beneficio social en función de su necesidad o que recibe un Potenciar Trabajo, hay gente que trabaja de piquetero explotada por gente que administra esto. Con lo cual, y esto lo propone Horacio, tenemos que sacar la intermediación del accionar social. Si alguien merece recibir un beneficio por su situación de pobreza, o de indigencia o por cualquier particularidad que tenga, lo debe recibir la persona, no un tercero que administra eso. Por terceros que administran se ha terminado generando esta situación cuasi extorsiva donde todo el tiempo hay que hacer lío porque de esa manera recibo más planes, con lo cual el sistema se reproduce permanentemente.

"Se generó un sistema de incentivos para que haya piquetes. Hay gente que trabaja de piquetera. La explota el que maneja planes y le dicen si vos no vas a cortar o a hacer eso no te pago", sostiene Eugenio Burzaco“Se generó un sistema de incentivos para que haya piquetes. Hay gente que trabaja de piquetera. La explota el que maneja planes y le dicen si vos no vas a cortar o a hacer eso no te pago”, sostiene Eugenio Burzaco

— El 5 de abril la Unidad Piquetera anunció que va a realizar nuevos cortes de accesos y todo como hace diez días. ¿Se puede esperar, el ciudadano puede esperar alguna reacción distinta por parte suya?

— Vamos a arrancar con el diálogo para justamente tratar de evitar que acampen. Tratar que esto sea en un marco de razonabilidad. En la víspera de la Pascua de Resurrección, la gente viaja hacia la Ciudad y desde la Ciudad hacia otros lugares. Yo les pido a los responsables que piensen en el prójimo. Yo entiendo sus necesidades, cada uno puede, de vuelta, yo no quiero con esto decir que la gente no puede manifestarse, lo que digo es hay que hacerlo con un cierto orden y con una cierta lógica y con cierto, digamos, respeto a los demás.

— ¿La policía está preparada para enfrentarse a las provocaciones de los piqueteros? Porque siempre terminan con revueltas, gases y el ministro de Seguridad en la tapa de los portales informativos.

— El ejercicio del orden público genera una obligación de poder trabajar circunstancias de violencia y poder ejercer ese, parte de la función para la cual los policías se han preparado y por eso hay cuerpos especiales que lo llevan adelante. Es la última ratio, hay que tratar de evitarla siempre, pero a veces la tenés que ejercer. Cuando esa violencia se descontrola y empiezan a romper vidrieras, comercios y todo eso, el Estado tiene que intervenir. Es así.

— ¿Cómo desea que sean reconocidos los nueve meses de aquí al final de su gestión?

— Que le dimos más seguridad a los vecinos de Buenos Aires y a todos los argentinos que usaron esta ciudad. Que marcamos un camino de que es posible vivir más seguros y tranquilos.

— Casi, casi como un proyecto nacional.

— Quiero ser claro con esto, yo aprendí que cuando uno no pone el foco en lo que está haciendo ahora y piensa en lo que viene después comete errores. Hoy y los nueve meses que vienen mi foco tiene que estar concentrado en la Ciudad de Buenos Aires, en trabajar por los vecinos, como dije antes por los argentinos. Después ya va a haber un momento para hablar. Hoy el foco es cómo logramos mejorar día a día la seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. Fte.i