lunes 24 de junio de 2024 22:41:35

ALBERTO FERNÁNDEZ EN NUEVA YORK: EN WALL STREET DICEN QUE TIENE “MUY MALA IMAGEN” Y APUESTAN AL PRÓXIMO GOBIERNO

El Presidente fue recibido por los inversionistas con escepticismo y frialdad

El presidente Alberto Fernández llegó a Nueva York, la capital financiera del mundo, dos días antes de su cita de este miércoles en Washington con Joe Biden en la Casa Blanca. Pero en Wall Street los inversionistas que siguen el caso argentino lo recibieron con frialdad y escepticismo: algunos de los expertos consultados por Clarín llegaron a graficar que el jefe de la Rosada hoy es “un cero a la izquierda”, que tiene aquí “muy mala imagen” y que están esperando al próximo gobierno.

Luego de que recién se confirmara oficialmente el sábado su visita, Fernández llegó el domingo con una agenda preparada en pocos días, que incluyó una cena este martes con empresarios e inversionistas en el Council of The Americas, la institución presidida por Susan Segal.

Fue difícil armar la convocatoria no solo porque fue hecha a último momento, sino porque lo que pueda decir el presidente argentino no despierta demasiada expectativa en el mundo de los negocios y las finanzas neoyorquino.

“¿A qué viene? ¿Tiene algo para ofrecer? ¿Para qué pierde el tiempo?”, se preguntaba un inversionista de Wall Street acostumbrado a lidiar con el caso argentino que, ante la consulta de Clarín, prefirió mantener su nombre en reserva. “En Wall Street todo el mundo está esperando al próximo gobierno y que este deje de hacer daño. Básicamente, Fernández hoy es un cero a la izquierda”.

Descartó, además, que la cumbre entre el jefe de la Rosada y Biden tenga algún impacto en la situación argentina. “Es una reunión de cortesía, donde no se espera ningún anuncio o resultado significativo”, dijo.

Jorge Piedrahita, CEO de Gear Capital Partners, afirmó que “el presidente Alberto Fernández tiene una muy mala imagen en Wall Street. Hay razones históricas con el Kirchnerismo que justifican esa opinión, pero además su gestión ha logrado un fuerte rechazo en la comunidad inversora”.

Agregó que “es un hecho que Argentina no está en el radar de los grandes inversores. Sin embargo, algunos hedge funds han comenzado a viajar a Buenos Aires porque si hubiera un cambio del péndulo político hacia la derecha entonces habría muchas oportunidades”.

El experto señala la dura situación que se ve desde Wall Street: “En términos económicos se espera una recesión por la falta de dólares, más heterodoxia económica, incumplimiento de las metas acordadas con el FMI (aún las metas modificadas), inflación por encima del 100% anualizada, aumento de las protestas sociales, etc. Vale decir, un contexto que asusta a los inversores”.

Respecto de la cumbre en la Casa Blanca, agendada para el miércoles por la tarde, Piedrahita cree que “Biden entiende que Alberto Fernández es un funcionario que no será reelecto. También entiende que enfrenta una situación económica compleja y Estados Unidos a través del FMI apoyará a Argentina dentro de ciertos límites. Estados Unidos no tiene interés en que la situación económica de Argentina se deteriore aún más”.

La cumbre en Washington será justo cuando el directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional analiza la aprobación de la cuarta revisión del programa, que incluye una flexibilización de las metas de reservas por la gravedad de la sequía. El Gobierno espera con ansiedad el desembolso de US$5.300 millones que se liberaría tras la luz verde del board, pero se estima que la situación a futuro seguirá complicándose.

Piedrahita no descarta que Fernández pida ayuda directa del Tesoro de los Estados Unidos, solicite que el FMI le baje la tasa y no cobre los adicionales de tasa y también el organismo flexibilice aún más su condicionalidad. Sin embargo, el experto es escéptico en cuanto a resultados: “No creo que Fernández logre nada más allá de las frases típicas de neto corte diplomático en estos eventos”, dijo.

Guillermo Mondino, director y socio fundador del fondo de inversión Mogador Capital, afirmó que “la visita del presidente Fernández, como ilustran los reportes periodísticos locales, parece tener más un objetivo protocolar que algo concreto, vinculado a propuestas o acuerdos. Su paso por New York es, aparentemente, una visita de buena voluntad al Council of the Americas, sin mucho contacto con otros participantes”.

“En Washington –agregó–, pareciera que será simplemente una reunión con el presidente Joe Biden, sin mediar objetivos de sustancia, solo protocolares. Por lo tanto, es poco lo que se espera de estas visitas”.

Diego Ferro, presidente de M2M Capital, dijo que “no hay nadie que tenga la mínima expectativa respecto de Fernández o de que haga algo que sorprenda para bien. Yo creo que lo que está todo el mundo esperando es que por lo menos no haya ningún desastre antes de las elecciones. No solo la oposición, sino también su partido, no ven la hora de se realicen las elecciones y que se vaya”.

Para Ferro, “que Fernández venga a Estados Unidos es irrelevante. Menos con la cantidad de situaciones que hay en este momento con los bancos estadounidenses, China o Rusia”. “Quizás, mirando más hacia adelante, podría haber cierto optimismo respecto de quién puede llegar a ganar las elecciones y si puede cambiar las políticas. Y más que si las quiere es si las puede cambiar ya que es un tema muy complejo dadas las restricciones políticas que hay. En este contexto, ya lo de Alberto es irrelevante”.

Respecto de la cumbre con el jefe de la Casa Blanca, Ferro señala que a EE.UU. le preocupa mucho la influencia de China en la región. “Quizás pueda firmar algún contrato sobre el litio o sobre tecnología 5G porque esas son las preocupaciones de Estados Unidos”, dijo al respecto.

Pero agregó: “Lo que puede estar pretendiendo Biden es que el Gobierno no se mande ninguna estupidez hasta que se termine”. Fte. Identidad Correntina