viernes 14 de junio de 2024 10:25:57

ECONOMÌA: SALARIO MÌNIM0 LOS GREMIALISTAS AUMENTAN LA APUESTA Y APUNTAN CONTRA KELLY OLMOS

Los sindicatos siguen furiosos por el acuerdo del Salario Mínimo y apuntan a Kelly Olmos

SMATA se sumó al enojo gremialista luego de que se llegara a un acuerdo por el Salario Mínimo. Algunos gremios como el que conduce Pablo Moyano y Roberto Baradel, se mostraron en total desacuerdo con lo pactado con la ministra de Trabajo, Kelly Olmos. Al reclamó se sumó Mario Manrique, quien acusó a la funcionaria de «mentirosa».

Al inicio de la semana hubo una reunión entre diferentes actores laborales. Allí se arregló el aumento del Salario Mínimo. Éste llegará a $88 mil en junio. Aunque se llegó a un acuerdo, una parte del sindicalismo salió al cruce de los que aceptaron la propuesta y de la titular de la cartera de Trabajo. A medida que pasan los días, más expresan su molestia.

En este caso fue el turno del titular de SMATA, Mario Manrique. En la misma línea que Pablo Moyano y Baradel, arremetió contra la ministra de Trabajo: «Entonces, Kelly Olmos le miente a la gente. ¿A ella le parece suficiente el salario mínimo? Creo que cuando se hacen las cosas mal se empiezan a justificar las acciones«, reclamó.

«Hay que decir la verdad, porque de la mentira no se vuelve. Y la verdad es que un haber mínimo de $87.000 no alcanza ni para comprar un changuito en el supermercado cada 15 días«, añadió el sindicalista, según informó NA. Además sostuvo que se debatieron cuestiones que deben darse en otro contexto y no en una reunión como la del martes.

Manrique expuso su indignación a causa de no dialogar sobre los verdaderos problemas que atraviesan los «compañeros»: «Estamos equivocados, porque no estamos discutiendo el salario mínimo, estamos discutiendo planes sociales. Pero los compañeros de los planes sociales deben tener su ámbito de discusión. Un ámbito aparte donde se discutan sus necesidades. No en el Consejo del Salario Mínimo», aclaró.

Por último sacó números y puso en exposición las desigualdades que hay según los sueldos de los trabajadores. «Fui crítico hasta que me explicaron que no podía hablar. Yo lo que planteaba era que no podemos medir el aumento de manera porcentual. No es lo mismo el 100% de un salario de $150.000 que en uno de $50.000. Es un país donde la canasta básica supera los $170.000 mil», sentenció.Fte. Ei