domingo 26 de mayo de 2024 05:09:22

PARA EL MERCADO, LA VENTA DE BONOS QUE ANUNCIÓ SERGIO MASSA TENDRÁ UN COSTO FINANCIERO ALTÍSIMO

Los organismos públicos venderán títulos que cotizan a menos del 30% de su paridad. Para el mercado, el costo de la operación, en dólares, no baja del 25% anual

Con el paso de las horas, al mercado le va quedando claro que la operación armada alrededor de los bonos en dólares que hoy están en poder de organismos públicos, y sobre todo la ANSeS, está pensada para pavimentar la avenida de quienes quieren dolarizar sus carteras de inversión a través del mercado conocido como “contado con liqui”.

Esto es así porque crecerá notablemente la oferta de bonos aptos para realizar dicha operación y por lo tanto -espera Economía- debería atenuarse la tendencia alcista de los dólares financieros, impulsada por una demanda cada vez mayor.

La intención de Economía sería abastecer el mercado del contado con liqui -como antes lo hizo con la recompra de bonos- para que de acá a las elecciones ese precio no se desmadre. Después de las elecciones, Dios dirá.

Un dato no menor: los bonos arrancaron para abajo este miércoles. El mercado, obviamente, interpretó que si el Tesoro avisa que va a salir a vender bonos, los precios bajarán. ¿A qué precio los organismos públicos aceptarán vender sus bonos, sabiendo que del otro lado del mostrador lo espera un mercado dispuesto a pagar cada vez menos, dada la abundante oferta, que además ya se difundió públicamente?

Un avezado financista mira con desconfianza la operación y duda del rédito que obtenga Economía: “Vos pagarías 25 por un bono que sabes que quieren vender 30 mil millones? No, con ese dato ya sabes que va a bajar y esperas a que eso ocurra para gastar esos pesos en ese bono”. Vale aclarar que el mercado del contado con liqui sirve tanto para hacerse de dólares y depositarlos en el exterior como para conseguir divisas para pagar importaciones.

â??Esto último no es menor. Cada vez más empresas acuden a este mercado porque perdieron toda esperanza de que el Banco Central les libere divisas al tipo de cambio oficial. La sequía no ha hecho más que reafirmar la impresión de que los pocos dólares que hay en el Central no alcanzarán para atender todos los pedidos.

Un punto importante es que las empresas importadoras se están volcando al CCL y entonces a la hora de fijar los precios de sus productos empieza a pesar cada vez más el costo realmente pagado por el dólar que usaron en pagar sus insumos importados. Palabra clave: inflación.

Entonces, Economía abrirá una ventanilla por donde se venderán bonos denominados en dólares regidos por la Ley Argentina. Tales bonos cotizan hoy al 25/28% de su valor nominal. De manera que los compradores estarán comprando bonos en dólares con un fuerte descuento. Pero lo harán pagando pesos según la cotización del contado con liqui.

Hoy los bonos que van a salir al mercado rinden entre 46 y 48%. Pero como se venderán al valor del CCL el rendimiento real que estarían obteniendo los inversores sería de en torno al 25%. En otras palabras, el Tesoro se estaría endeudando a una tasa del 25% anual. Es una tasa de un país en default o al borde del default. Solo es posible porque el mercado está más que dispuesto a sacarse pesos de encima.

En este punto, el del costo de la operación, el mercado está dividido. Los que dicen que el costo financiero real de la operación, para el Tesoro, es pagar una tasa del 25% argumentan esto: “Digamos que si los papeles se compran en dólar billete, pagan 25%. Si se compran en pesos al tipo de cambio oficial, le tenés que sumar la brecha. Pero entiendo que el FGS los venderá en el mercado secundario, lo hará al tipo de cambio MEP (si es doméstico) o CCL (si la compra es en el exterior, donde entiendo que el gobierno habilitará los AL), con lo que el retorno vuelve a ser la TIR del secundario.”

Los que dicen que el costo de la operación es mucho mayor, argumentan esto: “Si el inversor recibe 45% de retorno en dólares, esa es la tasa y no hay otra.”

â?? El Gobierno contaría, en principio, con la ventaja de que para hacerse de dólares la brecha juega a su favor. Paga $ 200 por los dólares que en el CCL valen casi el doble. Con la esperada devaluación que ocurrirá -cree el mercado- en los primeros días del próximo gobierno, sino antes- el costo de hacerse los dólares va a aumentar.

Vale recordar que esta administración castigó duramente al gobierno anterior por tomar deuda en dólares a tasas que, en promedio, no superaron el 7%.