8 de febrero de 2023

CUATROS FONDOS INTERNACIONALES ACUSARON A LA ARGENTINA POR MANIPULACIÓN DE DATOS DEL INDEC ANTE LA JUSTICIA BRITÁNICA

Palladian Partners, HBK Master Fund, Hirsh Group y Virtual Emerald alegaron ante un tribunal de Londres que el Gobierno les debía pagos en valores denominados en euros vinculados al crecimiento económico

Cuatro fondos de cobertura que están demandando a la Argentina por pagos que afirman que se adeudan en instrumentos vinculados al PIB del país dijeron el lunes a un juez de Londres que el Gobierno tenía una “propensión” a manipular datos económicos para ahorrar miles de millones de dólares.

Según informó Reuters, los fondos, Palladian Partners L.P., HBK Master Fund L.P, Hirsh Group LLC y Virtual Emerald International Limited, presentaron una demanda en 2019, alegando que la república sudamericana les debía pagos en valores denominados en euros vinculados al Producto Interno Bruto de Argentina en 2013.

El Cupón PBI fue un instrumento utilizado en 2005 por el entonces ministro de Economía Roberto Lavagna y el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, que gatillaba pagos a los bonistas cuando el crecimiento económico del año superaba el 3 por ciento. Este título de deuda terminó criticado por la manipulación de las cifras del INDEC relacionadas al crecimiento económico.

Los inversores prácticamente no le asignaron valor en 2005, al momento de su emisión durante la reestructuración de deuda soberana que encaró el presidente Néstor Kirchner y por lo tanto no fue considerado como un activo que mejore sustancialmente la oferta del canje. Sin embargo, a la Argentina le costó una verdadera fortuna, ya que la economía creció muy por encima del nivel objetivo de 3% durante los años siguientes.

Luego el producto se desvirtuó, porque la manipulación de los números del INDEC también contaminó a los niveles de actividad. Ya partir de 2012 ya nunca más hubo desembolsos.

El 27 de marzo de 2014, el entonces ministro de Economía Axel Kicillof anunció que el crecimiento económico de 2013 fue de 3%, por debajo del 3,2% necesario para que se ejecute el pago del Cupón PBI -en diciembre de ese mismo año- por un total de 3.000 millones de dólares. De acuerdo a la propuesta de reestructuración de la deuda que el país hizo en 2005, para pagar ese warrant la suba del PBI debía alcanzar un porcentaje superior al 3,2 por ciento.

Lo curioso fue que el 21 de febrero de 2014, el INDEC había anunciado que la economía había crecido 4,9% en 2013, según la estimación hecha con base de cálculo en 1993. Pero desde el 1 de enero el INDEC optó por empezar a aplicar una nueva metodología para calcular el PBI, con base en 2004.

En febrero de 2014 el INDEC informó un crecimiento del PBI de 4,9%; un mes después, el Gobierno dijo que la expansión fue inferior: solo 3%

El Ministerio de Hacienda informó en simultáneo que “con la publicación de este índice se inicia la serie de información referida a las Cuentas Nacionales del país con base año 2004. Las anteriores mediciones se realizaban en base al año 1993, que se discontinua”.

“Este cambio es significativo por cuanto es otro esquema de ponderaciones el que surge del desarrollo de una nueva base de estimación. No es menor el cambio, porque lo que cambió en estos diez años es la estructura productiva nacional”, declaró Axel Kicillof, ministro del segundo gobierno de Cristina Kirchner.

Ya durante el gobierno de Mauricio Macri, el INDEC revisó en 2018 los datos de crecimiento económico durante la gestión anterior y determinó que durante 2013 el PBI creció 2,4%, por lo tanto en base a esta actualización tampoco correspondería el pago del Cupón PBI que demandan los fondos ante tribunales británicos. Fte.i