13 de agosto de 2022

EL CUERVO LARROQUE CONSIDERÓ QUE LA FASE MODERADA ESTÁ AGOTADA Y QUE CRISTINA KIRCHNER ES LA ÚNICA QUE PUEDE RECUPERAR LA ESPERANZA

El funcionario bonaerense y referente de La Cámpora volvió a cuestionar con dureza al gobierno de Alberto Fernández. En ese marco pidió que se tomen medidas concretas a corto plazo e incluso sugirió aplicar “aumentos por decreto” para recuperar el salario

La incertidumbre por el rumbo de la economía reaviva las diferencias político-ideológicas que dividen al Frente de Todos. En este caso, el encargado de exponerlas públicamente (una vez más) fue Andrés “Cuervo” Larroque, quien señaló que el gobierno que encabeza Alberto Fernández no siguió el camino trazado en la campaña de 2019 y provocó una decepción en quienes con su voto lo llevaron a la Casa Rosada.

“Hay un desperfilamiento de los objetivos originales y hay que recuperar el camino que se trazó en aquel momento, reclamó el referente de La Cámpora, quien consideró que “la fase moderada está agotada” y de inmediato apuntó: “A la sociedad hay que ofrecerle una perspectiva de esperanza y la única dirigente que genera eso hoy es Cistina Kirchner; es la persona que todavía es creíble y está dispuesta a enfrentar al poder”.

En ese sentido, Larroque agregó que la vicepresidenta “encarna un reaseguro de que hay límites que no se traspasan” porque “gobernar es enfrentar al poder económico y se necesita una política fuerte que lo regule para permitir el desarrollo del país y garantizar la justicia social”.

De todos modos, antes de enfocarse en potenciales candidaturas, reclamó que “se tomen medidas claras en el corto plazo” porque, de otra forma, “pensar en las elecciones del año que viene pasa a ser un hecho de ciencia ficción”.

Al ser consultado sobre la figura de Martín Guzmán -en una entrevista con El Destape Radio-, el dirigente camporista prefirió no ahondar en los cuestionamientos que ya pronunció en reiteradas ocasiones: “El ciclo de Guzmán… no quiero opinar, es un tema terminado, vera él en su conciencia qué quiere hacer y el Presidente definirá. No tenemos mucho para esperar por ese lado”.

En cuanto a las urgencias económicas y los métodos que deben aplicarse, Larroque consideró que “la inflación es un tema central”, pero se enfocó en los salarios: ”Tenemos que recuperar el poder adquisitivo, con la paritaria no alcanza. Los aumentos por decreto son una alternativa (recordó que lo hizo Néstor Kirchner en su mandato), el sector privado va a patalear pero tenemos que encontrar la manera de que pasar la primera quincena no sea un suplicio para el trabajador formal”.

En la misma entrevista radial, Larroque se refirió puntualmente a la interna que divide al Frente de Todos: “No es simple la situación, pero tenemos que salir de la autoflagelación, dejar de martillarnos los dedos”.

“Hay que mirar para adelante, esto no es un culebrón, necesitamos que el salario alcance, que el sector más vulnerable de la sociedad tenga algún tipo de ingreso, por eso creo que la inversión social tiene que aumentar; después discutiremos los formatos”, indicó antes de ampliar la enumeración de los objetivos que debería tener el Gobierno: “Hay cuestiones de la macroeconomía que hay que resolver, la inflación es un tema central, pero también hay que discutir cómo se financia el Estado y cómo acumular reservas en el BCRA. Hay que recuperar la estabilidad y la credibilidad del sector de la sociedad que tenia expectativas en este gobierno”.

En ese marco, un día antes había tenido un gesto de paz con Alberto Fernández al destacar su visita a Milagro sala, pero hoy pidió que eso “no quede sólo en la gestualidad”.

La disputa pública con algunas organizaciones sociales también tuvo su espacio en el análisis de Larroque, que apuntó de lleno contra el Movimiento Evita: “Decidió enfrentar públicamente a Cristina, que es la única que con claridad enfrenta al poder económico. Llama la atención que un sector que pretende representar a los sectores populares busque tensionar con una persona que no titubea en enfrentar a los actores de poder”.

“Es ridículo que la tilden a Cristina Kirchner de liberal, es un desatino absoluto. Igual, quiero separar al grueso de la militancia de lo que puede ser Emilio Pérsico, de lo que puede hacer”, finalizó. Fte.i