14 de agosto de 2022

FINALMENTE EL PRESIDENTE ESTARÁ EN EL ACTO DE LA CGT EL VIERNES

Así lo confirmaron desde el Gobierno y la central obrera. La decisión se tomó luego de una reunión en la sede del gremio de UPCN de la que participó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quien les pidió disculpas y destacó la necesidad del Presidente de contar con apoyo sindical

Luego de varias idas y vueltas, el Gobierno y la CGT llegaron a un acuerdo y Alberto Fernández estará el viernes en la sede de la central obrera para encabezar un acto por aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón. Según confirmaron, la decisión se tomó luego de una reunión en el gremio UPCN, que conduce Andres Rodríguez, de la que participó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Uno de los términos del acuerdo fue que la convocatoria al acto la hiciera el PJ nacional. Rápidamente, el peronismo ya hizo la convocatoria al acto desde su cuenta en Twitter. A la CGT le había molestado, principalmente, que desde Presidencia los invitaran a un acto en su propia casa sin antes consultarlos. Otro pedido de la central obrera fue que el viernes haya gobernadores presentes. Según adelantaron, ya hay seis mandatarios provinciales que serán de la partida.

De esta forma, luego de 24 horas de tensión entre el Gobierno y la central obrera, se confirmó que Alberto Fernández será el único orador del acto del viernes próximo en la sede cegetista de Azopardo 802. Este martes, la mesa chica cegetista había decidido suspender el acto por el malestar que causó que la convocatoria haya surgido del propio Gobierno, incluso sin que la mayoría de los dirigentes estuviera al tanto. “No nos pueden invitar a nuestra propia casa. Y menos cuando no dan respuesta a todos nuestros reclamos”, dijo un sindicalista tras el áspero debate realizado también en la sede de UPCN.

El acto en la CGT, en realidad, fue acordado entre el Presidente y el cotitular cegetista Héctor Daer, pero no fue comunicado al resto de la central obrera. En la reunión de ayer, el líder de Sanidad estuvo ausente porque está en un congreso sindical internacional en Fortaleza, Brasil. Diez de sus colegas resolvieron suspender el acto del viernes y el Gobierno entró en un estado de desesperación: para el jefe del Estado, que sigue pulseando con Cristina Kirchner el poder en el oficialismo, era una pésima noticia la negativa de la CGT. Sobre todo porque la Vicepresidenta hablará el sábado en un acto convocado en Ensenada. El Presidente necesita exhibir apoyos. Por eso varios ministros hicieron todos los esfuerzos posibles para revertir el rechazo sindical. Fte.i