martes 5 de marzo de 2024 04:40:14

EL ECONOMISTA ROBERTO CACHANOSKY DENUNCIA QUE EL GOBIERNO ESTARÍA ALTERANDO LOS DATOS DE LA INFLACIÓN

Cachanosky subrayó que el Ejecutivo aumentó la cantidad de productos en «Precios Cuidados» para controlar los datos oficiales.

El Gobierno nacional confirmó ayer que la inflación del mes de marzo cerrará por encima del índice de febrero y buscó anticiparse de cualquier sorpresa como sucedió semanas atrás. Sin embargo, el economista Roberto Cachanosky denunció este martes que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) incorporó más productos del programa Precios Cuidados con el objetivo de modificar el porcentaje inflacionario.

El especialista analizó los últimos informes del Indec y cuestionó la metodología del organismo que conduce Marcos Lavagna. “Están incluyendo muchos más precios cuidados de los que debería estar incluyendo”, advirtió en declaraciones a Mesa Chica, el programa de LN+ conducido por José Del Rio.

En el mismo sentido, el diputado opositor Juan Manuel López de la Coalición Cívica advirtió que el Frente de Todos puede caer en la “tentación” de modificar las estadísticas, tal como se denunció en el mandato de Cristina Kirchner. “La cifra, es una tentación que deben tener, porque ya lo hicieron, lo supieron hacer”, expuso el legislador, también presente en el piso.“Ya lo están haciendo”, aportó Cachanosky.

De acuerdo a la explicación del economista, durante el último tiempo se impulsó la inclusión de más productos de Precios Cuidados en la canasta básica sobre la que se mide la inflación y la pobreza. De este modo, el Ejecutivo pretende mantener estabilizados precios de productos claves que, sí registran aumentos considerables, pueden levantar el termómetro social.

El “relato kirchnerista” y el Indec

Por otro lado, el economista se refirió a los motivos que impulsaron la inflación y consideró a la emisión monetaria como el factor principal. Tras el análisis, comparó los datos inflacionarios con los de otros países de la región e hizo hincapié en el segmento de Alimentos y Bebidas. Mientras Argentina tuvo una suba de 7,5%, en Uruguay se registró un alza del 3,2% y en Chile de 1,7%. “¿Qué están todos los diablos acá?”, planteó en relación al discurso de Alberto Fernández.

Instantes después, ahondó en el “relato oficialista” y la construcción de un discurso que se aleja del día a día de los argentinos. “Son relatos que tienen ellos (los funcionarios del Gobierno). Parte es ignorancia y parte es relato. El relato es todo, se los sacás y no tienen nada que decir”, resaltó respecto de las últimas declaraciones del Jefe de Estado.

En este sentido, remarcó el ejemplo de los distintos argumentos que planteó el Ejecutivo para el alza de precios sin mencionar la depresión del peso local.  “No suben los precios, cae el peso. Es una ilusión óptica, no es que suben los precios, es que el precio se deprecia”, concluyó Cachanosky.

La incredibilidad del Indec: los antecedentes

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos estuvo intervenido entre 2007 y 2015. A partir de entonces, se empezó a subestimar sistemáticamente la inflación en los datos oficiales. Durante el mencionado periodo, se registraron cambios en el sistema de medición del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y se denunció alteraciones con intenciones políticas.

Además, las dudas también posaron sobre la pobreza debido a que el cálculo de la canasta básica se actualiza con la inflación. En 2013, este dato dejó de publicarse porque, explicó Indec, había “severas carencias metodológicas” y por la incapacidad oficial de empalmar dos series del IPC. No obstante, el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que medir la pobreza era “estigmatizante”, otro argumento para evitar difundir datos oficiales.

Hasta el momento, el desempeño del Indec en la nueva gestión del Frente de Todos no había recibido fuertes críticas, sino que, por el contrario, se destacó la sintonía de sus mediciones con las consultoras privadas. No obstante, la estrategia que denuncia Chachanosky va más allá de las cifras, sino que habla de una maniobra del Ejecutivo para trastocar cifras sin quedar en evidencia. Fte. Ei