miércoles 21 de abril de 2021 🕒 14:52:24
El tiempo - Tutiempo.net

JUSTICIA: La Corte en un informe oficial revela que en Capital Federal durante 2011 hubo 190 asesinatos mientras que en 2010 habían sido 168

“Nadie puede prevenir lo que desconoce”. La frase pertenece al juez Eugenio Zaffaroni y precede a un completo informe criminológico realizado por el Instituto de Investigaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre los homicidios dolosos cometidos en Capital en 2011 y su comparación con los ocurridos en 2010. El trabajo –de más de 180 páginas– se dio a conocer ayer y de él pueden sacarse conclusiones nunca antes expuestas debido a la persistente ausencia de estadísticas oficiales .

La investigación da cuenta de un aumento de los crímenes en el período investigado: mientras que en 2010 hubo 168 homicidios dolosos (cometidos con intención) en la Ciudad, en 2011 la cifra trepó a 190 . Es decir quehubo un incremento del 13 por ciento . Esto llevó la tasa de homicidios a 6,57 cada 100.000 habitantes (la de 2010 era de 5,81), muy similar a las de Montevideo (6,4) o Lima (6,6), pero muy debajo de las de San Pablo (11,1) o el DF mexicano (12,0).

En cuanto a los crímenes cometidos en la ciudad de Buenos Aires, no todos se dieron en las mismas circunstancias. En período analizado, por ejemplo, bajaron los homicidios en ocasión de robo : de 47 registrados en 2010 se pasó a 28 en 2011. Aún así, las cifras esconden más casos de inseguridad bajo otro rubro : en “legítima defensa”, admite el propio informe, figuran 16 casos en los que policías mataron a ladrones, o en los que víctimas de asaltos se defendieron matando a los delincuentes.

De acuerdo al estudio, lo que llevó las estadísticas de 2011 a los cuatro asesinatos por semana fueron los crímenes que se dieron “en riñas” (el 39% del total). Estos pasaron de 35 a 75 y se dieron sobre todo en la zona sur y en el barrio de Retiro, puntualmente en las villas ubicadas ahí (concentraron el 34% de las víctimas).

“Es posible afirmar la coincidencia de los puntos que referencian los hechos con aquellas zonas en las que existen villas de emergencia”, dice el informe, en su capítulo “Conclusiones”. “Se ha podido confirmar que la zona que agrupa mayor cantidad de homicidios dolosos es la perteneciente al sector sur de la ciudad, a la que se ha agregado la zona de barrios de emergencia de Retiro”.

Así las comunas con “mayor concentración homicida” resultaron ser Barracas, Flores, Retiro y Lugano, seguidas por Villa Soldati, a las que se sumó en el estudio de 2011 la comuna 9 (Mataderos, Liniers) que en 2010 no figuraba. Sin embargo los registros no fueron uniformes durante todo el año . De acuerdo al estudio los barrios donde se puso en funcionamiento el “Plan Cinturón Sur” durante el segundo semestre mejoraron sus niveles de violencia.

Ayer, durante la conferencia de prensa que encabezó junto al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, Zaffaroni destacó el dato de la duplicación de la cantidad de los “homicidios en riña”. “En general es en riña entre conocidos. La hipótesis que mantengo, que habrá que verificar con investigaciones más cualitativas, es que es un resultado dela conflictividad que surge por economías violentas de subsistencia ”, sostuvo el juez, quien agregó que hace falta ponerse “las pilas” para implementar medidas sociales, según citó Télam . También propuso que “como prevención secundaria habría que mejorar el servicio de seguridad en los barrios de emergencia y, como prevención primaria, mejorar las condiciones de urbanización”.

En el informe, Zaffaroni agregó: “Tenemos que identificar las características y causas de la violencia social (…) La reacción política suele consistir y agotarse en la mera reforma de las leyes penales, omitiendo los esfuerzos para optimizar el aspecto preventivo que tienda a evitar o disminuir la frecuencia de los hechos (…) En un mundo en que la técnica y la ciencia son dominantes, no resulta comprensible que en un tema de alta sensibilidad y de tan luctuosos resultados se continúe actuando de modo primitivo ”.

Para que el estudio del Instituto de Investigaciones no fuera un mero rejunte de números, se encaró el trabajo desde distintos ángulos, lo que permitió detectar algunas tendencias de forma rigurosa, algo de lo que históricamente carecen los informes estadísticos oficiales (cuando los hay) y los no oficiales.

Por ejemplo, se pudo establecer que la mayoría de los imputados tenía entre 18 y 28 años (el 18%), mientras que el grueso de las víctimas tenía entre 26 y 35 años (el 29%). También, que los crímenes ocurren principalmente en la vía pública (62%), en días domingo (23%), de madrugada (29%) y con armas de fuego (58%).Fte.textualclarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.