viernes 30 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ECONOMIA: Perspectivas de un duro año 2012

ARTICULO PRODUCIDO POR EL DR. RODOLFO ROSSI EX PRESIDENTE DEL BCRA PARA EL MULTIMEDIOS PRISMA
La nueva Administración Pública  (2° mandato de Cristina Kirchner), continuará la política cambiaria gestionada por el BCRA. Puede ser que atento a los significativos crecimientos de los costos internos, en meses próximos, asistamos a mayores crecimientos porcentuales en los precios de las compras de US$, que realiza la Institución. Pero, se continuará la tendencia a la revaluación del Peso ($). Ello significa, que continuarán los controles, la veda para la compra de moneda extranjera por particulares, la presión para que se importe lo menos posible. Ello continuará, incluso después de Marzo próximo, que comenzarán las buenas exportaciones de la producción agropecuaria (principalmente grano soja, aceite, harina, pellets), maíz.  
Pero, es poco concebible la continuidad de esta política regulatoria de la relación cambiaria, de los precios internos, del comercio exterior, de los salarios, en un universo de costos de servicios públicos ajustados al alza y, con incidencia probable en los costos generales y en el nivel de actividad económica, que estará en declinación. Ello determinará un  déficit fiscal en aumento y la necesidad del financiamiento por el BCRA, aun en mayor medida de lo que ocurrió en los últimos años. 
Es de entrever, en consecuencia, que quizá el único bastión que tendrá el «modelo» a mediados del año próximo, será el obligado bajo nivel de endeudamiento externo existente, y la consiguiente recurrencia a los servicios financieros de las Instituciones de Crédito Internacional. 
Pero en tal circunstancia, el país deberá «hacer los deberes, hoy incumplidos» ,  tales el Art.4 de la CO del FMI; la Regularización con el «Club de París; la normalización y pago de las sentencias del Ciadi y seguramente, una nueva refinanciación de los saldos de los acreedores, todavía no reestructurados, en «default».  
Y como consecuencia de ello, se  deberá tender a un  » sinceramiento económico», con el ajuste del Indec, una tendencia a la normalización de los mercados distorsionados en sus valores, un financiamiento acotado para el Sector Público, etc.. 
Ello constituiría una posibilidad buena, para el encausamiento de la economía del país, beneficiado aun con razonables precios de la exportación agropecuaria.
No obstante, esa posibilidad «superadora», podría no existir y en tal caso, continuaremos con las políticas regulatorias, intervencionistas y dirigistas, que se manifestarán más profundamente conel «vivir con lo nuestro», utilizando al efecto, todas las «cajas » – simil a las de las AFJP; BCRA – , administradas por entidades autónomas o aun por el sector privado. Ello, obviamente, le daría un respiro al financiamiento del Sector Público, que continuaría avanzando, en su ya alto nivel de su relación con el Producto Bruto Nacional. 
Ello tiene buena probabilidad de suceder por lo siguiente:
Es de prever para el año 2012, un déficit de la Cuenta Corriente del Balance de Pagos superior a US$ 3.000 millones. Tal desequilibrio (desahorro), conjuntamente con una inevitable adicional acumulación de activos privados en el exterior, módicamente estimable, en US$ 9.000 millones y el pago con Reservas del BCRA de US$ 5.490 millones de compromisos externos de la Tesorería (probablemente el respectivo Decreto salga antes de fin de año), determinarán una demanda a las Reservas Internacionales superior a US$ 17.000 millones. Por su parte, los Medios de Pago aumentarían a $ 377.000 millones, con un incremento del 18 % en relación a los vigentes a fin del año 2011, de $ 319.000 millones. El Respaldo con Reservas Internacionales de nuestra moneda se reduciría al 23 % del M2 (Medios de Pago), aun considerando una relación cambiaria de $/US$ 5,10, al cierre de 2012 (aumento del Dólar Oficial de 18,8 %, en el «Mercado Único y Libre de Cambios» (al MULC; habría que modificarle su nombre).
La reducción del Respaldo de Reservas de una moneda, denota desequilibrio por carencia de confianza y previsiona una ascendente inflación.
La demanda a las Reservas Internacionales superior a los US$ 17.000 millones citada anteriormente, no quiere significar que el el BCRA pierda durante el transcurso del año 2012, Reservas Internacionales por tal monto. El BCRA repondrá parte de las mismas con créditos del Banco Mundial, del BID – a pesar del voto negativo de EEUU – del BIS e incluso, con la emisión de Bonos Públicos en Dólares (caso Discount 2033), que por un importe de US$ 1.400 millones, habrá de entregar  unilateralmente al ANSES, el 15 de Diciembre de 2011, en reemplazo del pago en efectivo comprometido, correspondiente a la retribución por la  inversión en U:V.C. (Unidades Vinculadas al Crecimiento), en cartera de la ANSES (herencia del Sistema de Capitalización), para estupor y perjuicio de todos los trabajadores pasivos, que verán esfumarse un legal cobro en efectivo, reemplazado por un Bono Público con una Tasa de Interés del 8,28 %, vencimiento en el año 2033. 
 La «sintonía fina» será  sentida o sufrida por los Jubilados (que pueden esperar) y después… seguramente, continuará con los trabajadores activos, los consumidores y con todos los habitantes del país. Bueno, con casi todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.