domingo 27 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ECONOMIA: La Secretaria de Comercio autorizó aumentos de precios

Poco después de las elecciones primarias, el Gobierno autorizó una nueva suba en los precios de los productos de consumo masivo. Para algunas empresas, se trata del tercer ajuste en lo que va del año. La secretaría de Comercio Interior, que conduce Guillermo Moreno, es la encargada de dar la venia oficial para retocar los precios. Así, en la franja de productos “premium” o de mayor valor agregado, las subas llegan al 30% respecto de diciembre.
En esta última ronda, fueron autorizadas nuevas subas en los pollos, las hamburguesas, algunos lácteos y en artículos de limpieza, según confirmaron a Clarín fuentes vinculadas a Comercio Interior. Algunos aumentos empezaron a regir esta semana y otros se irán aplicando gradualmente hasta fin de mes. En estos días se autorizó el aumento para yogures – cuyo principal beneficiario es la francesa Danone, líder de ese mercado –, pero la semana pasada también se le permitió un retoque a las principales industrializadoras lácteas.
Como sucede desde que Guillermo Moreno llegó a la Secretaría de Comercio, los permisos son otorgados tres veces por año.
Las subas son autorizadas en tres segmentos de productos: los más básicos están en condiciones de aumentar, según los parámetros de Moreno, alrededor del 3%. Los “selectivos” o artículos de primeras marcas, en el orden del 6%. Y los premium, avalados a aumentar entre 9 y 10%. Sin embargo, como los aumentos tienen un efecto acumulativo, los incrementos finales en lo que va del año son más altos: para los básicos ya van entre 8% y 10%, en los “selectivos” están cerca del 20% y en “premium” superan el 30%.
En yogures, por ejemplo, el que es bebible o de pote es considerado “masivo”. En el caso de la línea Ser – bajas calorías – es “selectivo”. Y el yogur estilo “griego” entra dentro de la categoría “premium”. Una práctica común entre las empresas proveedoras es tratar de agregar valor o de sumar algún ingrediente a sus productos para que sean más “selectivos” y menos “masivos”.
La última ronda de diálogo entre los empresarios y Moreno había sido antes de las elecciones primarias. Esta semana, una decena de compañías fueron a negociar la posibilidad de aumentar sus productos para compensar, a su vez, los incrementos en sus costos. Entre ellas, el gigante de limpieza SC Johnson, los frigoríficos Swift y Calchaquí, la láctea Danone, Phillips y Celulosa Campana que fabrica los productos Campanita, según publicó ayer el diario económico El Cronista.
Fuentes empresarias adelantaron ayer a Clarín que la láctea Molfino tendrá permiso para aumentar entre 2% (masivos) a 6% (“premium”) desde el martes próximo, mientras que el último día del mes habrá una venia para L’Oreal cosméticos (3% en masivos, y entre 6% y 8% para selectivos y premium). También están por salir incrementos para bodegas y golosinas (como Lheritier, la fabricante del “Pico dulce”).
Otra suba sensible para la canasta se aplicó sobre el pollo – que a diferencia de la carne y el pescado, no había obtenido autorización para subir los precios en los últimos meses. En este caso, la suba permitida fue de hasta un 8%, según lo acordado con el Centro de Empresas Procesadoras Agrícolas (CEPA). En cambio, los pollos de otras marcas, de menor calidad, aumentarán entre un 3% y 5%. Este nivel de subas (del 3% al 3,5%) se aplicó también las hamburguesas de Swift. En el caso de las lamparitas y otros artículos de Philips, los incrementos van a oscilar entre 3,5% y 9%.
“De todas maneras, el hecho de que el Gobierno autorice este nivel de subas, no implica que los precios se muevan estrictamente según estos parámetros”, explicó un referente del sector supermercadista. Ocurre que los supermercados suelen hacer “compensaciones” de precios sobre las distintas marcas, según la demanda que tienen, explicó la misma fuente. Por eso, el nivel de subas oficiales, no se refleja directamente en algunos casos.
Arcor, Kraft, Procter, SanCor, Mastellone, Bimbo, Unilever, Peñaflor, Quickfood y Coca-Cola, son algunas de las casi 100 empresas que hablan con Moreno sobre precios. Algunos ya lograron los tres aumentos que Comercio Interior les asegura por año y en otros van por el segundo o el primero.
“Hay carpetas con las categorías en las que tiene productos cada compañía. A veces, autoriza subas para toda la categoría, en otros casos sólo para los productos de una empresa. Se arranca con la líder (Coca-Cola en gaseosas, por caso) y luego a los segundos”, cuentan quienes frecuentan a Moreno.
Con los aumentos, las empresas buscan mantener su rentabilidad, en un contexto donde el consumo crece a buen ritmo y permite ajustar precios sin perder ventas. Las subas de precios también se realizan teniendo en cuenta que los salarios de los trabajadores, al menos de los que están en blanco, tuvieron incrementos (en cuotas) en un rango que va del 25% al 35% para todo este año. Fte.clarin.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.