martes 30 de noviembre de 2021 ūüēí 03:30:27
El tiempo - Tutiempo.net

INTERNACIONAL: Otro esc√°ndalo sexual salpica Strauss Khan

Viejos fantasmas que en su tiempo importunaron a Dominique Strauss-Kahn saltan ahora de nuevo para morder de verdad a un pol√≠tico desacreditado de golpe ante el planeta entero. La prensa francesa ha desempolvado el caso, algo confuso, de la escritora y periodista Tristan Banon, que acusa tambi√©n al a√ļn director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) de haber querido forzarla sexualmente.La historia se remonta a 2003, cuando Banon concert√≥ con el pol√≠tico una entrevista en Par√≠s para un libro que ten√≠a pensado escribir. ¬ęSu piso estaba vac√≠o, casi sin nada¬Ľ, explic√≥, a√Īos despu√©s, en 2007, en un programa de televisi√≥n.

Banon, que pint√≥ a Strauss-Kahn como ¬ęun chimpanc√© en celo¬Ľ, continu√≥ as√≠ relatando la escena: ¬ęQuiso que le diera la mano, porque dec√≠a que lo que iba a contarme era muy √≠ntimo; de la mano pas√≥ al brazo, y as√≠…¬Ľ.

La entrevista, seg√ļn Banon, acab√≥ con los dos tirados en el suelo, pele√°ndose. ¬ęYo le daba patadas, √©l me desgarr√≥ el sujetador e intentaba bajarme el pantal√≥n vaquero¬Ľ. Banon no denunci√≥ los hechos cuando, seg√ļn ella, ocurrieron, en 2003. Tampoco en 2007, cuando se limit√≥ a referirlos en un programa de televisi√≥n. Su madre, Anne Mansouret, consejera regional por el Partido Socialista del departamento de Eure, le aconsej√≥ entonces que no lo hiciera para no estigmatizarse entre periodistas o pol√≠ticos. Pero ahora, seg√ļn ha explicado en varios medios, se arrepiente del consejo dado a su hija.

De hecho, ayer Banon anunció, a través de su abogado, David Koubbi, que está pensando en presentar la denuncia pertinente. Si lo hace, DSK contará con un embrollo judicial más aguardándole en París.

A este respecto, el abogado de la periodista recuerda que los hechos no han prescrito.

Desde el entorno de Strauss-Kahn ya achacaron todo a una venganza debido a DSK se neg√≥ en su tiempo a que la entrevista origen del embrollo figurara en el libro que preparaba la periodista.La historia se remonta a 2003, cuando Banon concert√≥ con el pol√≠tico una entrevista en Par√≠s para un libro que ten√≠a pensado escribir. ¬ęSu piso estaba vac√≠o, casi sin nada¬Ľ, explic√≥, a√Īos despu√©s, en 2007, en un programa de televisi√≥n.

Banon, que pint√≥ a Strauss-Kahn como ¬ęun chimpanc√© en celo¬Ľ, continu√≥ as√≠ relatando la escena: ¬ęQuiso que le diera la mano, porque dec√≠a que lo que iba a contarme era muy √≠ntimo; de la mano pas√≥ al brazo, y as√≠…¬Ľ.

La entrevista, seg√ļn Banon, acab√≥ con los dos tirados en el suelo, pele√°ndose. ¬ęYo le daba patadas, √©l me desgarr√≥ el sujetador e intentaba bajarme el pantal√≥n vaquero¬Ľ. Banon no denunci√≥ los hechos cuando, seg√ļn ella, ocurrieron, en 2003. Tampoco en 2007, cuando se limit√≥ a referirlos en un programa de televisi√≥n. Su madre, Anne Mansouret, consejera regional por el Partido Socialista del departamento de Eure, le aconsej√≥ entonces que no lo hiciera para no estigmatizarse entre periodistas o pol√≠ticos. Pero ahora, seg√ļn ha explicado en varios medios, se arrepiente del consejo dado a su hija.

De hecho, ayer Banon anunció, a través de su abogado, David Koubbi, que está pensando en presentar la denuncia pertinente. Si lo hace, DSK contará con un embrollo judicial más aguardándole en París.

A este respecto, el abogado de la periodista recuerda que los hechos no han prescrito.

Desde el entorno de Strauss-Kahn ya achacaron todo a una venganza debido a DSK se negó en su tiempo a que la entrevista origen del embrollo figurara en el libro que preparaba la periodista.

Más allá del caso en sí, su sintomática aparición a las pocas horas de la detención de Strauss-Kahn demuestra hasta qué punto su figura política se debilita día a día en Francia. La prensa francesa recuerda con cierta profusión su fama de mujeriego imparable. Sus afines lo reducen a una capacidad comprobada de seducción. Pero algunos testimonios describen a un hombre con problemas para relacionarse con mujeres, incapaz de refrenarse y que rozaba con frecuencia el acoso.

Mientras, militantes y seguidores socialistas pr√≥ximos a Strauss-Kahn siguen manteniendo, aunque cada vez con menos fuerza, cierta teor√≠a del complot o de una conspiraci√≥n, nacida, en un principio, de la mera incredulidad y de lo inveros√≠mil de la situaci√≥n. Bernard Tapie, el conocido y pol√©mico empresario y exministro franc√©s, amigo de Strauss-Kahn, lo expres√≥ as√≠ el domingo: ¬ę¬ŅC√≥mo imaginar que un se√Īor con ese poder, con esa inteligencia, con tantos problemas y tantas cosas que hacer puede abalanzarse as√≠ sobre una camarera?¬Ľ.

Por la rendija de esa pregunta que a√ļn no tiene respuesta l√≥gica se han colado ciertas hip√≥tesis que aluden a que el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido objeto de una trampa con objeto de desacreditarle de por vida. ¬ŅLos causantes? En principio, seg√ļn los favorables a esta teor√≠a, todo el mundo: el mismo entorno del FMI, la derecha de Sarkozy para quitarse de encima un enemigo o la izquierda, por id√©ntica raz√≥n.Fte.elpais.com, Foto de internet