El tiempo - Tutiempo.net

JUSTICIA: La Ministra Garré fué denunciada penalmente por el abogado Monner Sans

Publicación: 30/04/2011

Cuando la ministra de Seguridad, Nilda Garré, afirmó en una reunión de vecinos el 7 de abril último que el principal problema que tenía era la Policía Federal, porque sectores de la fuerza extorsionaban a delincuentes y les cobraban sobornos, se ganó una denuncia penal. Ayer un fiscal federal decidió impulsar la investigación del caso, […]

Cuando la ministra de Seguridad, Nilda Garré, afirmó en una reunión de vecinos el 7 de abril último que el principal problema que tenía era la Policía Federal, porque sectores de la fuerza extorsionaban a delincuentes y les cobraban sobornos, se ganó una denuncia penal.

Ayer un fiscal federal decidió impulsar la investigación del caso, imputar formalmente a Garré por ese delito, notificarla y sugerir medidas de prueba.

La causa, que fue iniciada por la denuncia del abogado Ricardo Monner Sans, quedó radicada en el juzgado de Norberto Oyarbide.

Tras la ratificación de la denuncia, el asunto pasó a manos del fiscal Jorge Di Lello, que decidió impulsar la acción. La conferencia de Garré en la que hizo sus explosivas definiciones se realizó en el Centro Cultural Zaguán Sur, de San Cristóbal, y estuvo acompañada en su exposición por el periodista Horacio Vertbitsky.

Por eso una de las primeras medias de prueba que pidió el fiscal federal Di Lello es que se le tome declaración testimonial al periodista y que se obtenga la nota original del diario Página/12, en el que se informó en primer término sobre los comentarios ministeriales.

“El problema más serio que tenemos es la Policía Federal. Hay sectores que disputan no sobre cuestiones ideológicas o modelos de acción, sino sobre el predominio en determinadas zonas o determinados negocios”, había dicho Garré, sentada junto a Vertbitsky.

Agregó: “Cuando se afirma «esta comisaría recauda bien» quería decir que extorsiona bien a los comerciantes a los que les pide dinero a cambio de protección, a los inmigrantes que no tienen en regla los papeles, a los vendedores ambulantes para no molestarlos y a las cocinas de droga para hacer la vista gorda”.

Sin embargo, al notar la repercusión de sus afirmaciones, Garré les bajó el tono. Sostuvo que los casos de corrupción sobre los que había hablado, en realidad, se basaron en comentarios realizados a partir de las denuncias de vecinos, pero que no contaba con detalles suficientes como para iniciar causas en el fuero penal.

Incluso afirmó que en caso de tener información adicional haría esas presentaciones en tribunales.

Además, la ministra de Seguridad destacó: “Hay algunos malos comisarios que son parte del problema de la seguridad, pero la enorme mayoría de los policías realiza su trabajo con esfuerzo, bajas remuneraciones y riesgo”.

El bajarles el tono a sus comentarios no impidió que se realizara la denuncia y que el juez Oyarbide citara al denunciante a ratificarla cuatro días después de realizada.

Las expresiones de Garré fueron un tiro por elevación que alcanzó al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, de quien dependieron las fuerzas de seguridad desde 2004.

Sin embargo, en 2009 la Policía Federal pasó a depender de su colega en el Gabinete, el ministro de Justicia, Julio Alak, aunque con el control político de Fernández.

Deja una respuesta