jueves 26 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA INTERNACIONAL: El Canciller Timerman vinculò a EE.UU con atentados terroristas

El canciller Héctor Timerman, avanzó esta noche en su escalada contra el gobierno de Estados Unidos, echando nafta sobre un incidente que podría haberse acotado al nivel aduanero.

El vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, afirmara «estamos perplejos y preocupados las acciones de las autoridades argentinas» y el subsecretario para Asuntos Hemisféricos, Arturo Valenzuela, asegurara que el incidente «no se manejó de manera respetuosa» y que escaló por declaraciones «improcedentes», esta noche el canciller dobló la apuesta en declaraciones a la cadena norteamericana CNN.

«La Argentina ha sufrido dos atentados terroristas y tiene leyes muy estrictas sobre lo que puede entrar y no pude entrar al país para evitar tener un tercer atentado», afirmó Timerman vinculando el cargamento decomisado en el avión de la Fuerza Aérea de eeStados Unidos, con los atentados a la Amia y la Embajada de Israel.

Timerman afirmó que entre los elementos incautados se encontró «material sospechoso que podía servir para interferencias telefónicas, material caratulado como secreto, armas, y drogas que no estaban declaradas».

La escalada del gobierno por este incidente es analizada en círculos políticos como una retribución por la decisión del presidente Barack Obama de visitar Brasil y Chile y saltearse la Argentina. Y es bastante obvio que va en sintonía con las anteriores denuncias de Timerman sobre el entretamiento de la Policía Porteña por militares norteamericanos «golpistas» según las afirmaciones del canciller.

En ese marco, esta noche Timerman dijo que EEUU «tiene que darnos una
explicación», y le reclamó a Washington que «colabore» con la investigación.

«No nos han dado ninguna explicación. Yo pregunté qué pensaban hacer con ese material una vez ingresado en el país, a quién se lo pensaban entregar y porqué había que entrar material que no estaba autorizado», afirmó, para luego insistir: «Estados Unidos nos debe una respuesta».

«La Argentina está diciendo la verdad, un tercio de la carga que trajo ese avión no estaba en la Lista de Buena Fe que nos entregó la embajada de los Estados Unidos», dijo Timerman y aseguró que todo lo declarado por la embajada norteamericana «fue autorizado».

Timerman añadió que la lista del material «nunca fue adulterada, ni cambiada» y explicó que «llevamos esa lista al aeropuerto (de Ezeiza) y comprobamos que cerca de mil pies cúbicos de material no estaba incluido».

«La Argentina está diciendo la verdad», agregó y pidió que «así como nuestro país cumple con la leyes de Estados Unidos, ellos deben cumplir con las leyes argentinas».

En ese marco evaluó que «lo más correcto» es que el material incautado «sea retenido por la Justicia argentina y por la Aduana, que es lo que haría cualquier país normal preocupado por la seguridad».

El incidente

Los primeros en reaccionar públicamente fueron los funcionarios de los Estados Unidos quienes protestaron por el «inusual registro» que llevó a las autoridades argentinas a incautar el jueves pasado mercadería que iba en un avión militar estadounidense que fue demorado en el aeropuerto de Ezeiza.

«Nos sorprendió mucho la reacción argentina sobre este tema», aseguró el secretario de Estado adjunto para Latinoamerica, Arturo Valenzuela en una entrevista de la cadena CNN. «Es bastante penoso ver la escalada que tomó la situación», añadió el funcionario.

«Estamos perplejos y preocupados por las acciones de las autoridades argentinas», dijo por su parte el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, en rueda de prensa, según consignó la agencia AFP.

«Nos preocupa que haya sido manejado de esta manera», añadió el vocero, quien calificó de «inusual e imprevisto» el registro de la mercadería que iba en el avión oficial norteamericano.

Valenzuela aseguró que «las acusaciones son desmesuradas por parte de la Argentina» y que «fue improcedente como se amedentró al personal norteamericano». El funcionario dijo que no hay intencionalidad de los Estados Unidos con el cargamento que se incautó y que el primer paso para que se resuelva la problemática es que «Argentina devuelva lo que se llevó del avión».

Sin embargo, según el gobierno argentino, el avión norteamericano contenía «carga sensitiva» no declarada para el dictado de un curso de entrenamiento policial en el país. El Departamento de Estado le pidió ayer «explicaciones» al gobierno de Cristina Kirchner y no ocultó su fuerte malestar, y la cancillería argentina respondió anoche, en un comunicado, que formulará una protesta e instó a Washington a colaborar con la investigación.

El incidente llevó a la cartera de Hillary Clinton a solicitar, primero, explicaciones formales al embajador argentino en Washington, Alfredo Chiaradia. Y luego una llamada directa de Valenzuela a Timerman.

La Argentina respondió anunciando que presentará una protesta formal a los Estados Unidos por el ingreso de «material camuflado dentro de un cargamento oficial».

Al describir el material incautado en el control efectuado en Ezeiza, Timerman dijo que se encontraban «desde armas hasta diferentes drogas, entre otras, varias dosis de morfina». Afirmó, además, que también se intentó «ingresar al país material para interceptar comunicaciones, varios GPS de una sofisticación reveladora de su potencia, elementos tecnológicos que contienen códigos caratulados como secretos y un baúl completo con drogas medicinales vencidas».

El incidente por la carga que transportaba el avión C-17 Globemaster III comenzó el jueves pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.