miércoles 30 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA: Graciela Ocaña criticó severamente a la dirigencia sindical por la defensa corporativa en el caso Venegas

Luego de la conmoción generada por la detención y posterior liberación, en la causa de la “mafia de medicamentos”, del líder de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), Gerónimo Venegas, la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, y el dirigente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, cuestionaron hoy la “defensa corporativa” que hizo la Confederación General del Trabajo (CGT) de la figura del sindicalista.

“No se puede hacer una defensa corporativa con la detención de Venegas, no se puede decir que es un ataque al sindicalismo”, señaló Yasky en crítica a la actitud de la central obrera de Hugo Moyano. “La causa de la mafia de los medicamentos evidentemente tiene fundamento, hay denuncias y hechos que están al desvío de fondos de obras sociales de manera no transparente, entre otras irregularidades.”

También hubo cuestionamientos al ex presidente, Eduardo Duhalde. “Defiende a un hombre de él, lo defiende como si fuera una víctima del sistema”, dijo Yasky a radio Brisas, y agregó irónico: “Está bien porque estamos en época de carnaval, es una defensa cerrada para un hombre con el que comparte una construcción”.

También la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, objetó la actitud del arco sindicalista y añadió que hubo “aprietes a la justicia” luego de la detención de Venegas.

“Hay un sistema corrupto en las obras sociales sindicales que termina en el financiamiento ilegal de la política”, lanzó en declaraciones a radio 10. “El otro día vimos la reacción corporativa para que ese sistema no caiga.”

Para Ocaña, además, hubo un “apriete” a la justicia. “Se pidió que se adelante la indagatoria de Venegas tras su arresto”, apuntó. “Eso me preocupa porque observo una defensa corporativa más ligada a una sociedad mafiosa que democrática, porque es un sistema de privilegios.”

Teniendo en cuenta las movilizaciones y declaraciones de políticos y sindicalistas, la ex legisladora dijo que “tiene dudas” que de “algún juez se anime a tocar a Hugo Moyano, aún cuando lo encuentre in fraganti”.

No me defienden a mí. El sindicalista Gerónimo Venegas agradeció el comunicado de respaldo emitido por la CGT el viernes, pero advirtió que “no lo defienden a él, sino que reaccionan contra algo que es político”, a la vez que calificó de “incoherente” que la central de Hugo Moyano “apoye a un Gobierno que ha vuelto a aumentar la desocupación y pobreza”.

“Tiene que estar la solidaridad de los compañeros porque este gobierno nos va a llevar puesto a todos”, manifestó el titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) en declaraciones a radio Mitre. “No es que me defiendan a mí, sino que reaccionan contra algo que es político”.

El gremialista aclaró que, pese al respaldo de Moyano, discrepa con el alineamiento del camionero con el oficialismo. “Es una incoherencia apoyar a un Gobierno que ha vuelto a aumentar la desocupación y la pobreza, que ha sumido al país en la anarquía”, lanzó.

Sobre la causa en la que se lo investiga, vinculada con la “rendición de fondos” que recibió el gremio, señaló: “Se me ha hecho una causa por 20 hospitales móviles que se compraron para hacer prevención. La Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) nos dio 2 millones de pesos para hacerlo y nosotros pusimos mucho más que eso”.

“El gremio mío es atípico, no es como los gremios de ciudad en los que el beneficiario va al sanatorio. En nuestro caso, si uno no va al afiliado, el afiliado no viene a uno. Por eso trabajamos en la prevención con los hospitales móviles”, resaltó para dejar en claro la necesidad de esas unidades que tiene la Uatre.

En otro tramo de la conversación, Venegas relató cómo fue su detención. “Eran las 9 y me avisaron en Necochea que habían pedido mi detención. Aún así, fui al gremio y cuando llegué me dijeron los policías que me aguardaban, que tenían una orden de detención en mi contra”, apuntó. “En la alcaldía estuve incomunicado hasta el viernes cuando me convocó Oyarbide.”

El sindicalista contó, por último, cómo pasó la noche detenido: “Dormí sobre una tarima de material con una cobija que me hicieron llegar, una colchoneta finita y dos rollos de servilleta que usé de almohada”. Pero aclaró: “Yo soy un auténtico trabajador rural así que estoy acostumbrado a dormir en el suelo”.Fte textual lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.