El tiempo - Tutiempo.net

El gobierno se reune con la CGT y busca ponerle un techo del 18% al aumento salarial

Publicación: 2/12/2010

La lucha salarial no tiene fin. Desde el Gobierno quieren imponer un tope del 18%, como forma de frenar el proceso inflacionario. Hecho que demuestra por primera vez la preocupación oficial por el aumento desmedido de precios. En principio, este planteo sería aceptado por los sectores empresarios; aunque no se sabe cómo reaccionarán los sindicatos, […]

La lucha salarial no tiene fin. Desde el Gobierno quieren imponer un tope del 18%, como forma de frenar el proceso inflacionario. Hecho que demuestra por primera vez la preocupación oficial por el aumento desmedido de precios. En principio, este planteo sería aceptado por los sectores empresarios; aunque no se sabe cómo reaccionarán los sindicatos, que ya habían planteado un aumento del 30%.

En este sentido, el Consejo Directivo de la CGT, presidido por Hugo Moyano, se reúne hoy para analizar su agenda de temas. Por supuesto, entre ellos figuran el diálogo social con los empresarios y las obras sociales sindicales.

El Gobierno usa todas sus armas disponibles para que Moyano acepte que la pauta de aumentos de ubique entre el 18% y el 20%.

Por un lado, la presión viene por el lado de las causas judiciales. Recordemos que el sindicalista está siendo investigado por el juez federal Bonadío, en el marco de una causa por la falsificación de troqueles en la obra social de camioneros, una cuestión que lleva de cerca el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. También está la causa por el asesinato del militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, en la que se investigan las conexiones con el gremio ferroviario.

Por otro, el Gobierno estaría evaluando otorgar a Moyano la administración de fondos para las obras sociales sindicales.

También, la Casa Rosada estaría dispuesta a armar políticamente el “pacto social” para hacer digerible la aceptación de la pauta por parte de la CGT.

El tema se conversó, además, con varios referentes industriales y con la cúpula de la UIA, que adhiere con entusiasmo a una pauta de esa magnitud. Es más, el aumento planteado por el Gobierno sería incluso más bajo que la que los industriales habían fijado para este año, que se ubicó en el orden del 25 %. Desde el sector, ya anunciaron la preocupación por la inflación, por lo que la intención de la negociación será frenar la carrera de precios y salarios.

Los funcionarios encargados de las negociaciones serán el ministro de Planificación, Julio De Vido, y su par de Trabajo, Carlos Tomada. Ambos trabajan sobre el acuerdo, pero en él no se haría referencia alguna al proyecto de participación de los trabajadores en las ganancias empresariales que reclama la CGT, ni a la nueva ley de accidentes laborales que piden los empresarios. Sin embargo, todavía no se fijó una fecha para la negociación.

La apuesta consiste, entonces, en convencer a la CGT de aceptar el compromiso para el año que viene, que cabe recordar es un año electoral, para de esta manera reducir las expectativas inflacionarias, uno de los principales problemas que debe enfrentar la economía argentina.

Deja una respuesta