martes 13 de abril de 2021 ūüēí 23:18:56
El tiempo - Tutiempo.net

POR LA SUBA DE CONTAGIOS POR CORONAVIRUS VUELVE A CAMBIAR EL TABLERO POL√ćTICO

Todo parece reducido a las restricciones de circulación. Pero eso mismo desnuda las limitaciones en un delicado cuadro social

La cifra de m√°s de 20 mil contagios de coronavirus en un d√≠a¬†resulta impactante por s√≠ sola y m√°s grave a√ļn seg√ļn como sea ajustado el foco con otros datos convergentes. Hubo m√°s de 10 mil casos en la provincia de Buenos Aires, la marca m√°s alta hasta ahora. Pesa sobre todo el Gran Buenos Aires y se anotan las cifras tambi√©n crecientes en la Capital, con m√°s de dos mil casos. Pero el GBA agrega un dato previo que¬†s√≥lo el v√©rtigo de estos d√≠as y una peligrosa indiferencia oficial pueden haber relegado a un rengl√≥n olvidado: la pobreza trep√≥ all√≠ por encima del¬†50 por ciento¬†seg√ļn el √ļltimo informe del INDEC. No es s√≥lo dif√≠cil la vuelta a restricciones duras por razones econ√≥micas generales. Se suman¬†las necesidades y las limitaciones que exponen fr√≠amente esas cifras en la vida diaria.

Es al menos llamativo como¬†en cuesti√≥n de horas o en un pu√Īado de d√≠as un elemento puede pasar de funcional a contrasentido en materia pol√≠tica. El argumento para discutir ahora, sin demora alguna, la suerte de las PASO se apoya en un √ļnico punto: la situaci√≥n sanitaria, con alerta sobre el crecimiento de contagios. Es lo que se enfatiza a pesar de la imposibilidad de proyectar un cuadro de aqu√≠ a agosto. Pero¬†las cifras de nuevos casos, los temores¬†-enormes, sobre todo en el Gobierno-¬†y su proyecci√≥n angustiante¬†terminan dando un vuelco inesperado al tema. Al rev√©s de lo supuesto,¬†exponen como una frivolidad o un gesto insensible discutir frente a ese cuadro temas de conveniencia electoral.

En esa l√≠nea, eran anotados tres elementos b√°sicos. El primero, naturalmente,¬†correr las fechas de las elecciones. El segundo,¬†concentrar el esfuerzo en asegurar una aceleraci√≥n del plan de vacunaci√≥n, lo cual resulta imprescindible y expone como contracara¬†la gravedad de la lenta e irregular provisi√≥n de vacunas. Y el tercero,¬†apostar a la contenci√≥n de la inflaci√≥n y a los ‚Äúbrotes‚ÄĚ de la econom√≠a en el √ļltimo cuatrimestre del a√Īo.

Las¬†prevenciones¬†en otras franjas pol√≠ticas ven√≠an en ascenso. En Juntos por el Cambio generaba adem√°s¬†debate y tensi√≥n interna. Tambi√©n Roberto Lavagna¬†dio se√Īales cr√≠ticas. Y algunos aliados preferir√≠an un acuerdo antes que quedar atados en Diputados a una modificaci√≥n de la ley electoral como¬†√ļnicos acompa√Īantes¬†del Frente de Todos. Como sea, el oficialismo -tanto M√°ximo Kirchner como Sergio Massa y Eduardo Wado de Pedro, el funcionario m√°s activo-¬†descuenta que tendr√≠a el n√ļmero para avanzar con el tema en la C√°mara baja sin contar con JxC. En todo caso, por supuesto, preferir√≠an sumar consenso.

El oficialismo¬†rechaza que su movida sea fruto de una simple apuesta electoral. Atribuye esa lectura a los sectores considerados m√°s duros de la oposici√≥n, pero ese c√°lculo pol√≠tico¬†fue nutrido desde √°mbitos oficiales como una muestra de recuperaci√≥n de la iniciativa y de manejo de la agenda p√ļblica. Esa l√≠nea, querida o no por todos, termina jugando en contra de los sectores moderados de JxC, despu√©s de la movida que le dio categor√≠a de consenso cerrado o principio de acuerdo a la conversaci√≥n sobre las PASO con Cristian Ritondo y Jorge Macri que se dio en una mesa armada para anunciar fondos destinados a obras en el GBA.

JxC mantuvo este lunes una reuni√≥n plenaria¬†sin faltazos como otras veces. Asistieron los principales referentes del PRO, la UCR y la CC-ARI, el jefe de gobierno porte√Īo y los tres gobernadores radicales, y los jefes de los bloques e interbloques de Diputados y del Senado. El contexto externo ayudo a disimular criterios enfrentados. La sensaci√≥n de quedar embestidos y subordinados a la ofensiva oficialista era un pr√≥logo complicado para la oposici√≥n. Como resultado, y en medio de cr√≠ticas por la situaci√≥n sanitarias y el manejo de las restricciones, se busc√≥ finalmente¬†condicionar una negociaci√≥n por las PASO sin cerrar la puerta y con la casi convicci√≥n de que el oficialismo igual avanzar√≠a solo.

Dijo que el di√°logo debe ser formal -es decir, con convocatoria oficial a la coalici√≥n- y que en todo caso, deber√≠a hablarse de¬†una ‚Äúmejora estructural‚ÄĚ del sistema electoral. Una manera de anunciar que ir√≠a a esa mesa con el planteo de la¬†boleta √ļnica¬†como principal tema, para no quedar enredado s√≥lo en la fecha de las primarias. Lo de la boleta √ļnica tambi√©n fue reclamado por Lavagna, en lo que aparece adem√°s como un intento de reponer la tercera opci√≥n y no regalar ese lugar.

La vuelta del coronavirus al tope de la agenda tambi√©n muestra en pol√≠tica el efecto de un a√Īo largo transcurrido desde la primera cuarentena. Hay menos margen social y econ√≥mico, y m√°s temores frente a lo que se define como segunda ola. Impactan las cifras de contagio. Casi se duplica el n√ļmero de √°reas o departamentos considerados de ‚Äúalto riesgo‚ÄĚ en todo el pa√≠s, y a la vez llaman la atenci√≥n los niveles de letalidad menores a lo que sugerir√≠an los n√ļmeros de la expansi√≥n del virus, al igual que la ocupaci√≥n en terapia intensiva.¬†La explicaci√≥n sencilla es atribuir todo a los descuidos de los j√≥venes, un reparto de culpas repetido y riesgoso.

Dif√≠cil arriesgar tendencias en medio de la incertidumbre de la pandemia. En cambio, las cifras de pobreza¬†s√≠ dejan lectura inmediata sobre el cuadro social. Un dato: en le segundo trimestre del a√Īo pasado -cuarentena dura- lleg√≥ al 47%. Hubo una baja temporal y los n√ļmeros volvieron a escalar en el √ļltimo trimestre: anot√≥ 45%.¬†Eso explica las limitaciones del rebote econ√≥mico y la fragilidad sobre la que deben moverse las medidas en materia sanitaria.

Se trata de administrar esas restricciones. Las medidas inmediatas giran en torno de la circulación. Se verá hasta qué punto más allá de la letra, mientras la mira apunta a la busca de culpables -ahora, en especial y peligrosamente los jóvenes-, sin balance alguno sobre responsabilidades propias del poder. Lo de las PASO suena de golpe extemporáneo. El cronograma electoral da margen para tratar el asunto al menos hasta mediados de mayo, momento de convocar formalmente a los comicios. Y si se quiere, hasta la segunda parte de junio, etapa para anotar alianzas y candidatos para la competencia interna. Nada urgente.Port Eduardo Aulicino. Fte. Infobae