El tiempo - Tutiempo.net

ROSARIO: Las terminales portuarias del norte del Gran Rosario, en el principal complejo oleaginoso del país, continuaban hoy paralizadas, por segundo día consecutivo, a raíz del paro dispuesto por la CGT-San Lorenzo, en reclamo de aumentos salariales.

Publicación: 27/01/2011

El secretario gremial de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga, en declaraciones radiales, señaló que existe un fuerte “desequilibrio entre los salarios” que la organización sindical ya no permitirá. “Nosotros no vamos a permitir más el desequilibrio entre los salarios por eso mismo la medida de fuerza continúa profundizándose”, resaltó. Quiroga aseguró que “no hubo […]

El secretario gremial de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga, en declaraciones radiales, señaló que existe un fuerte “desequilibrio entre los salarios” que la organización sindical ya no permitirá.

“Nosotros no vamos a permitir más el desequilibrio entre los salarios por eso mismo la medida de fuerza continúa profundizándose”, resaltó.

Quiroga aseguró que “no hubo inconvenientes” desde que se iniciaron las medidas de fuerza y destacó que ésta “se cumple totalmente”.

“Incluso contamos con la solidaridad de los compañeros aceiteros que tampoco ingresan a las plantas”, destacó.

El dirigente precisó que la huelga se lleva a cabo porque “no se concibe que un operario trabaje por un salario de 2.500 pesos cuando por el mismo servicio otro compañero percibe 5.000 pesos”.

“Si todos los trabajadores que laboran en los complejos oleaginosos pasaran al gremio aceitero no habría este conflicto”, advirtió, tras lo cual insistió en que “la CGT-San Lorenzo no va a permitir que persistan los niveles de desequilibrio de los trabajadores de una misma empresa”.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo, Mario Fusarola, cuestionó el reclamo al interpretar que “la CGT pretende que todo el personal, incluso el temporario, cobre lo mismo que un aceitero”.

El empresario consideró que los gremialistas intentan igualar los salarios de los “vigiladores, los gastronómicos de los comedores y los contratados para cortar el pasto, hasta los que reciben los granos, los que están en las lanchas de remolque de barcos, y los de la construcción, que trabajan en reformas o en ampliaciones de las fábricas”.

Por su parte, la Cámara Industrial, que agrupa a las empresas aceiteras, solicitó la intervención de los ministerios de Trabajo de la Nación y de la Provincia.

Fuentes vinculadas con el conflicto no descartaron que en las próximas horas las autoridades laborales dicten la conciliación obligatoria para evitar un agravamiento de las medidas y sean convocadas al diálogo las partes.

Voceros de la CGT local dijeron en forma extraoficial que, en caso de continuar la protesta, se podría convocar un paro general a nivel provincial.

La CGT-San Lorenzo está conducida por Walter Cabrera, del gremio de mecánicos SMATA, quien responde al titular de la central obrera nacional, Hugo Moyano.

Cabrera se hizo cargo de la conducción de esa organización gremial tras la intervención a la filial San Lorenzo declarada por la CGT nacional, que desplazó a Pablo Reguera, del sindicato de Aceiteros, quien luego formó la CGT-17 de Octubre.

Deja una respuesta