DEPORTES: SCOTTA SIGUE SIENDO EL ÚNICO JUGADOR ARGENTINO EN MARCAR 60 GOLES EN UN AÑO

Publicación: 27/12/2017

El Gringo los hizo con la camiseta de San Lorenzo en 1975. Con una particularidad, ese año el Ciclón no jugó Copa Libertadores y él tampoco fue convocado a la Selección

 Héctor Horacio Scotta, quien sigue siendo el único jugador en el fútbol argentino en marcar 60 goles en un año. El Gringo los hizo con la camiseta de San Lorenzo en 1975. Con una particularidad, ese año el Ciclón no jugó Copa Libertadores y él tampoco fue convocado a la Selección. Es decir, que sus 60 gritos fueron entre el Metropolitano y el Nacional, los torneos principales que se jugaban por esos años. Los 56 goles que acaba de alcanzar Harry Kane en el Tottenham incluyen partidos de la Premier League, la UEFA Champions, la FA Cup, las Eliminatorias para Rusia y amistosos internacionales. “Creo que si hubiera agarrado esas racha de competiciones diferentes, tal vez habría hecho más”, confiesa el Gringo 42 años después de su hazaña personal.

Héctor Horacio Scotta, el récord argentino: 60 goles en 1975

Homenaje a Héctor Scotta en 2009.

La cosecha del Gringo Scotta comenzó el 16 de febrero de 1975, en la primera fecha del Metroplitano. En Floresta, San Lorenzo igualó 2-2 con All Boys. A los 43 minutos, el Gringo, de cabeza, marcó el primero. En la parte final, a los 6 minutos, anotó el 2-1 transitorio. Como curiosidad, ese mismo día su hermano, Néstor, hizo tres goles el empate ante Banfield 4-4. Tras la consagración de River como campeón del fútbol argentino después de 18 años, Scotta festejó su marca individual como máximo artillero del torneo: 32 goles en 37 partidos, con este detalle: 15 de jugada, 9 de cabeza, 5 de penal y 3 de tiro libre. En el torneo San Lorenzo finalizó undécimo entre 20 equipos y anotó 56 goles, es decir que Scotta hizo el 57 % de los goles del equipo.

Unos meses después, Scotta volvió a salir goleador. En el Nacional San Lorenzo finalizó tercero en la ronda final detrás de River y Estudiantes. El equipo hizo 52 goles y 28 fueron de Scotta (el 54 %). De los 28 gritos en 20 encuentros, el Gringo anotó 17 de jugada (uno de chilena) 3 de cabeza, 4 de penal y 4 de tiro libre. Los últimos dos goles los marcó en la cancha de Huracán, el 28 de diciembre, en la victoria por 3-0 a Gimnasia de Jujuy (uno de jugada y el otro de tiro libre). Así completó 60 goles en 57 partidos, con un promedio de gol de 1,05, el mismo que sostuvo Harry Kane este año. En promedio, el mejor registro en el fútbol argentino lo tiene el paraguayo Arsenio Erico, quien anotó 47 goles en 34 encuentros en 1937.

“Siempre reconozco la ayuda del Negro Oscar Ortiz, quien era un puntero izquierdo extraordinario. Era rápido, habilidoso, desbordaba y yo estaba ahí, simplemente para meterla”, reconoce Scotta. De los 60 goles que hizo en 1975, destaca dos: “Uno que le hice a Chacarita, en el viejo Gasómetro, desde la mitad de la cancha. El otro, en el Nacional, en el 5-1 a Argentinos, de chilena”. Y enfatiza: “Para los goleadores, todos los goles son buenos”.

Al año siguiente, Héctor Scotta fue convocado por César Luis Menotti a la Selección. Y mantuvo su capacidad goleadora: 5 goles en 7 partidos. Fue su única experiencia en el equipo nacional. Fte. textual Clarín

Deja un comentario