Gruas Daniele

VENEZUELA: TERRIBLE DÍA 16 MUERTOS CONDENA INTERNACIONAL Y ESCASA PARTICIPACIÓN EN LAS URNAS

Publicación: 31/07/2017

También la comunidad internacional rechazó la propuesta de Maduro, pero el mandatario socialista insistió en su propuesta porque considera que la constituyente es la única opción para pacificar el país

La gran mayoría de los venezolanos le dieron la espalda el domingo a la elección de una polémica asamblea constituyente impulsada por el presidente Nicolás Maduro, que desató una condena mundial desde América hasta Europa. Hubo 16 muertos en las distintas protestas que se realizaron. Cortando algunas calles con sogas o barricadas de basura, manifestantes opositores protestaron el domingo pero fueron repelidos por las fuerzas de seguridad, en la jornada más letal desde que empezó la ola de manifestaciones en abril.

De acuerdo con el Consejo Nacional Electoral (CNE), un organismo controlado por el chavismo, poco más de 8 millones de personas- un 41,5% del padrón- participaron en la elección. De ser cierta, la cifra supera los resultados obtenidos por Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales de 2013, cuando logró el apoyo de poco más de 7 millones de personas y es mucho mayor que el obtenido en las últimas votaciones, las legislativas de 2015, en las que el chavismo perdió con 5,6 millones de votos frente a los 7,7 de la oposición.

“Tenemos asamblea constituyente”, dijo Maduro en un acto público en el centro de la capital tras el reporte de resultados, desestimados por sus adversarios y por la comunidad internacional. “No pudieron detener a un pueblo, ni con la amenaza, ni con el engaño, ni con la mentira”.

Durante un discurso marcado por un tono hostil, aseguró además que la asamblea constituyente, que, según dijo, tomará el poder en Venezuela en las próximas horas, “levantará la inmunidad parlamentaria a quien haya que levantarla”, actuará contra la “burguesía parasitaria” para solucionar la crisis económica y se hará con el mando de la Fiscalía “para que haya justicia”.

Entre los candidatos electos que ahora se encargarán de redactar una nueva Constitución se cuentan la primera dama, Cilia Flores; el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, y la ex canciller Delcy Rodríguez. 

La elección se realizó con el rechazo de la oposición, de sectores críticos del chavismo, de la Iglesia católica y de otros sectores como el académico y el empresarial.

La oposición asegura que, con la asamblea constituyente, el mandatario de 54 años intentar eludir las próximas elecciones, incluidas las presidenciales del 2018 y perpetuarse en el poder.

La Mesa de Unidad Democrática había pedido al árbitro electoral que revelara la participación para compararla con los 7,5 millones de venezolanos que pidieron a Maduro suspender la constituyente en un plebiscito celebrado a mediados de mes.

Pero horas antes de conocerse los resultados, líderes de la coalición opositora, que se negó a participar de la elección, advirtieron que el Gobierno trataría de inflar sus números. 

Después del anuncio del árbitro electoral a la medianoche del domingo, en algunas zonas de Caracas la gente protestó al grito de “fraude” y haciendo sonar sus ollas.

Con base en encuestas privadas, la oposición aseguró que, culminada la jornada,la participación éra de apenas un 12 por ciento de los casi 20 millones de ciudadanos habilitados.

También la comunidad internacional rechazó la propuesta de Maduro, pero el mandatario socialista insistió en su propuesta porque considera que la constituyente es la única opción para pacificar el país, inmerso en violentas protestas que dejaron más de 124 fallecidos.

Hasta el momento,doce países anunciaron el domingo que desconocerán los resultados de la votación.  

Funcionarios del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump dijeron que la administración podría anunciar el lunes sanciones económicas contra Venezuela que incluyen alsector petrolero, como la prohibición de envío de crudo ligero desde Estados Unidos al país sudamericano.

“¡Qué carajo nos importa lo que diga Trump! Aquí nos importa lo que digan los venezolanos”, dijo Maduro ante sus seguidores.

La oposición, entretanto, concovó a protestas este lunes en todo el país y el miercoles en Caracas,  contra la instalación de la Constituyente.

“No reconocemos este proceso fraudulento, para nosotros es nulo, no existe”, dijo el líder Henrique Capriles, al llamar a nombre de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a las protestas.

Pero para muchos la constituyente podría en realidad acelerar el fin del chavismo. “El gobierno lo que hace cada segundo es cavar su propia tumba”, aseguró el jefe del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges. Fte. Infobae

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario